10 Cosas que podemos aprender de la educación japonesa

10 Cosas que podemos aprender de la educación japonesa309Shares

Siempre nos han llamado la atención las escuelas japonesas, desde que vimos series de anime emblemáticas como Sailor Moon, Ranma 1/2 , Sakura Card Captor y Las Guerreras Mágicas. ¿No les parecía que los personajes vivían dentro de la escuela? Esta pregunta nos instó a investigar un poco más sobre el sistema educativo en Japón.

Aunque no sea perfecto (porque no puede serlo) sí es evidente que hay mucho de lo cual podemos aprender, y nos deja también claro que la cultura japonesa es realmente admirable en el ámbito laboral e intelectual. Estos 10 datos curiosos nos dan a conocer por qué Japón es uno de los países con mejor educación en todo el mundo:

1.- No tienen personal de limpieza.

En las escuelas japonesas son los mismos alumnos los que están a cargo del aseo de las instalaciones, lo que les enseña la importancia de trabajar en comunidad y a ser más conscientes con el cuidado de sus espacios.

2.- Se desayuna en grupo

Durante primaria y secundaria, a los niños se les da un menú grupal muy tradicional y saludable, el cual comen en el salón de clases junto a sus maestros y compañeros de clase, lo que refuerza enormemente los lazos de amistad y convivencia.

3.- Calidad por encima de cantidad.

En vez de enfocarse en la memorización de muchas fórmulas, la educación los orienta a razonar los problemas para poder encontrar una solución lógica, así que en vez de memorizar muchas cosas abstractas, los japoneses aprenden una aplicación práctica, que les permite encontrar una forma razonable de encarar un problema. La calidad de las cosas que aprenden es más importante que la cantidad de cosas que saben, aprender queda a su propia curiosidad y no como algo que se les impone. Emplean su tiempo enormemente en la práctica, donde por ejemplo el maestro asigna un problema en la pizarra, un alumno procede a resolverlo y si está hecho correctamente, el profesor asigna otro similar, es entonces cuando el primer alumno asume el rol de profesor para el siguiente alumno, lo que crea una dinámica y perspectiva mucho más interesante que involucra más activamente a los alumnos.

4.- Muchas más horas de clases

Cada alumno pasa entre 6 y 8 horas en la escuela diariamente, e incluso algunos toman clases particulares después de clase, especialmente para entrar a la universidad y a la preparatoria, ya que en el proceso de admisión se hacen exámenes muy rigurosos, incluso van a clases los sábados (¡Sí, seis días a la semana!) lo que para ellos es normal. También hacen mucha tarea en vacaciones.

5.- El año escolar japonés es distinto

Empieza el 1ero de Abril, cuando florecen los árboles de cerezo y también se celebra la fiesta nacional del “Día de los Inocentes” (Conocido como April’s Fool). De ahí en adelante, su ciclo de clases está constituido por tres trimestres, con dos semanas de vacaciones en invierno y seis en verano.

6.- La asistencia está por encima del 99%

Las escuelas se ubican en los vecindarios, de manera que en vez de elegir a cual ir, tienen una a la que deben asistir cerca de su casa, ellos generalmente llegan a pie o en bicicleta. Si el vecindario se vuelve muy grande para la escuela, se construye otra, siempre hay espacio suficiente para las escuelas. En las universidades la asistencia es de casi 76%.

7.- Modales primero, exámenes después

Los estudiantes japoneses no presentan ninguna clase de examen hasta que están en cuarto grado. Antes de eso, su educación se concentra y evalúa al rededor de cosas más sencillas, y también más importantes: el respeto, cuidado por la naturaleza, la generosidad, la compasión, autocontrol y otros valores.

8.- Valoran sus tradiciones

A los niños se les imparte en clase conocimientos sobre caligrafía y poesía japonesa, lo que es considerado un arte similar a la pintura. Gracias a estas clases, los estudiantes aprenden sobre sus tradiciones y se aseguran de que lo moderno haga que las olviden. Valorar y respetar su cultura es muy importante para ellos.

9.- El uniforme es reglamentario

Especialmente desde la secundaria. Aquí es donde las niñas empiezan a utilizar sus uniformes estilo marinero y los chicos uniformes estilo militar. La función del uniforme es de ayudar a mantener un aspecto serio en el salón de clases y a crear la sensación de igualdad, tampoco existe el lugar para las burlas por como alguien se viste.

10.- A los alumnos les gusta ir a la escuela

Su cultura les enseña que debido a su edad, es ahí donde deben estar. Según estadísticas, el 85% de los estudiantes se sienten felices en la escuela y al menos el 91% se mantiene atento a las explicaciones en la clase. Estos estudiantes tampoco faltan a clase (como lo dijimos antes) ni llegan tarde.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR