10 signos con los que sabrás que él ya no te ama pero no sabe cómo terminar la relación

10 signos con los que sabrás que él ya no te ama pero no sabe cómo terminar la relación164Shares

Cuando el amor llega a tu vida sientes que todo encaja y que todo es color rosa, ves amor por doquier y te sientes la persona más especial cuando te encuentras junto a él. Todo se vuelve colorido a tu alrededor, llegando incluso a detectar nuevos colores, a sentir que la magia existe y que te ha tocado la lotería del amor. Sin embargo, ¿qué sucede cuando esa persona no es lo que creíste?

Por supuesto, sentir que todo ha cambiado, que los detalles y todo lo que hacía especial a esa persona ha desaparecido por completo, que el cariño que se sentían mutuamente ha ido desapareciendo poco a poco dejando únicamente espacio para el estrés, las diferencias y las discusiones. Comienzas a ver todos los aspectos negativos de esa persona. ¿Cómo pudiste no verlos notado antes? Allí surgen los pleitos que si bien no llegan a nada, van deteriorando y quebrando la relación poco a poco hasta convertirse en añicos. ¿Te has sentido identificado con esto? Entonces, probablemente, los signos que se encuentra a continuación te indicarán en cuál de las dos partes te encuentras, la enamorada o la indiferente, pudiendo con ello tomar acciones antes de que sea demasiado tarde para ti, o para ambos.

1. Ya no siente emoción al estar contigo.

Estar con esa persona es lo mismo que hablar con una roca, es indiferente, frío y con ello notarás que ya no es feliz a tu lado y que, tu felicidad ya no es la de él.

2. Ya no hay pasión en su relación.

Pasar de la pasión a la apatía es algo que notarás con rapidez. Si antes tenían momentos íntimos a menudo y eso ha cambiado, simbolizará que las cosas ya no son iguales y llegarás a sentirte incómoda por ello.

3. Ya no hay detalles ni sorpresas.

Pequeños detalles como dulces, flores o incluso sonrisas que te llenaban el día de alegría han desaparecido. No tiene intenciones de dártelos, ni mucho menos de complacerte puesto que su interés en ti se ha ido.

4. Cero contacto físico.

Ya sea un abrazo, un beso o algo tan simple como tomarse de manos se ha convertido en un tabú. Ha encontrado excusas para zafarse de todas y cada una de estas cosas, logrando hacerte sentir incomoda y herida. Todo sentimiento de su parte ha desaparecido.

5. Desinterés y aburrimiento.

Tu felicidad solía ser la suya, sin embargo, esto ha cambiado. Al no haber interés, no surgen temas de conversaciones y todo lo que antes surgía entre ustedes como chistes, historias, anécdotas ya no son importantes y han pasado al olvido.

6. No le importa lo que te suceda.

Por supuesto, al no sentir interés por ti, todo lo que te pase ha pasado a segundo plano y ya no le dará mucha importancia a lo que digas o hagas, has dejado de ser su prioridad y has pasado a segundo plano en su vida.

7. Ya no se siente atraído por ti.

Antes su día se iluminaba al verte, igual que el tuyo, sin embargo esto ya no es así. No hay interés, no hay atracción, no hay nada. Probablemente, ya no ve en ti nada que le parezca interesante, por lo que te evita o te hace sentir invisible.

8. Quieres conocer nuevas personas.

Al ya no haber interés de por medio, te vuelve prioridad el conocer nuevas personas, ampliar el horizonte y ver qué más hay además de lo que tienes a la mano. Ten cuidado, o podrías hacerlo delante de tu pareja de forma descortés.

9. Cero comunicación.

Esto es una consecuencia de los signos previos. Al convertirse en una relación fría, la comunicación comenzará a decaer, hasta no encontrar temas en común. Además, al ya no haber interés, poco le importará lo que opines o pienses, haciendo esto que, en oportunidades, no te responda, te dé respuestas secas o simplemente deje de hablarte de un día para el otro.

10. Ya no quiere ser parte de tu vida.

Con un comportamiento como el ya descrito, es claro que ya no tiene intenciones de permanecer en tu vida, por lo que es importante tomar una decisión en este punto. Claro, es quizás el más difícil de aceptar pero terminará obteniendo lo que desea, su libertad.

¡Enfrentémoslo!

Si notas que ya no tiene ganas de estar contigo, que no es feliz o que tú ya no lo eres, entonces la mejor opción es terminar con la relación y buscar otras opciones, nuevos caminos que te abran puertas que podrían sorprenderte. Evita el rencor y una relación de odio entre ustedes.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR