11 Cosas que Suceden Cuando Eres la Hermana Mayor

11 Cosas que Suceden Cuando Eres la Hermana Mayor712Shares

Solo las hermanas mayores pueden entender lo que es tener hermanos menores. Representa ser el villano y un modelo a seguir, estar la mayoría del tiempo molesta y ser siempre amada, ser el resumen de lo que es ser un adulto genial que se toma todo a la ligera. Es una vida llena ciertos problemas pero es algo que no cambiarías por nada. Te presentamos algunas características de esta vida de hermana grande que todas las hermanas mayores entenderán. ¡Arriba las hermanas mayores del mundo! Sabemos que todo funciona gracias a nosotras.

1. Se supone que debes ser un modelo a seguir

A ver, mamá, dejemos que se equivoquen. Todos deben pasar por una resaca en algún momento.

2. Tienes las peleas más épicas del mundo… pero duran solo 1 minuto

Le gritas a tu hermano menor y después lo más probable es que termines llorando. Se dicen palabras tan fuertes que hasta un marinero se quedaría mudo. Pero en 1 minuto todo termina. Casi siempre nadie pide disculpa… sencillamente se cansan de pelear y después todo está bien.

3. Una honestidad que hiere

A veces te dan delirios de grandeza y piensas que eres muy genial…puede que demasiado genial. No obstante, a tu hermano menor no le da miedo hacerte pisar tierra cuando lo necesitas. En contraste, tu hermano puede comportarse como un mocoso y tampoco te da miedo hacérselo saber. La honestidad puede ser un poco brutal, pero cae bien tener a una persona en tu vida que siempre te hablará con toda la verdad.

4. Las reuniones con la familia son mucho mejor si está tu hermano

Cuando tu hermano menor es lo suficientemente grande como para entender que a tu familia le falta un tornillo, no se separan, casi como si estuvieran pegados, en las reuniones familiares. Así se pueden burlar juntos cuando tu tía se ha pasado de copas.

5. Algo que piensas todo el tiempo es: “Recuerdo haber pasado por esa etapa”

Pasa que a tu hermano menor le gusta alguien y piensa que la mejor manera de lidiar con ello es ignorando completamente a esa persona. Ajam, recuerdo haber hecho eso. ¿Tu hermano menor recién reprobó su primer examen? Ajam, pasé por eso también. ¿Tu hermano menor hizo molestar a tu mamá y ahora no sabe qué hacer? A-já. ¿A tu hermano menor le da pánico ir a la universidad? Sé cómo se siente.

En cada experiencia nueva que tu hermano vive puedes identificar exactamente lo que sienten. Ya has vivido todo eso.

6. Das los mejores consejos

Por esto, siempre eres a quien buscan para hablar. Los padres y otras figuras adultas no lo entenderían tan bien como su hermana. Das los mejores consejos. Puedes decirles las cosas como son y ser dura al mismo tiempo que limpias sus lágrimas… Es un proceso bastante raro.

7. “Ay, ¿vas al cine? Lleva a tu [hermano o hermana] contigo”

¿Cuántas veces has escuchado a tu mamá o papá recitar esta frase? Tan repelente. Pero después tus amigos también te piden que los traigas porque, bueno, tu hermano o hermana es muy simpático. Eventualmente tus amigos se hacen los amigos de tu hermano o hermana. En el fondo ellos son muy divertidos… Y curiosamente, ya no te importa como en otras veces.

8. ¿Has pensado alguna vez que en cierto modo ya están grandes y se han vuelto una persona de verdad?

Llegará el día en que verás a tu hermano y dirás “¡Caray! Ya no es solo un mocoso, ¡es una persona!”. Parece que fue ayer que eran esta cosita molesta que iban a donde tú ibas y que copiaba todo lo que hacías. Hoy aplican a la universidad y se van a vivir a su primer departamento o se van a otro país. Oh, cómo pasa el tiempo.

9. Hasta cuando ya ha crecido, tu hermano menor sigue molestándote mucho…

Los hermanos menores se llevan el premio como los más molestos. Pareciera que tuvieran una aplicación instalada en sus cerebros que les dice exactamente qué hacer para enfurecer a su hermana mayor.

10. …pero si alguien los molesta, se las ve contigo

Tan simple como esto: Eres la única que puede gritarles. Es la responsabilidad de cada hermana mayor y de nadie más. Si otra persona molesta a tu hermano pequeño, mejor que corran, porque eres sobreprotectora y estás dispuesta a dejarlo en claro.

11. Sencillamente no puedes imaginar tu vida sin ellos

Hasta cuando te hacen enfurecer, el amor incondicional que sientes por ellos no tiene final. No podrías vivir sin ellos y los necesitas tanto como ellos a ti. Es un sentimiento muy profundo.

Encuentra más historias en buenamente.com


Síguenos en Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR