11 evidencias que hacen pensar a muchos que la llegada a la Luna fue un fraude

11 evidencias que hacen pensar a muchos que la llegada a la Luna fue un fraude123Shares

Desde que (supuestamente) Neil Armstrong pisó la Luna en 1969, nadie ha querido quedar al margen del tema. Unos, muy contentos por el gran salto dado por la humanidad y otros, cuestionando el pequeño paso de ese hombre. Desde entonces, los hombres con gorra de papel aluminio comenzaron a reunir estas evidencias que permitieran aclarar el panorama y descubrir si el primer alunizaje de la historia es o no una conspiración.

1. La guerra fría

Durante la década de 1960, la carrera espacial era sólo una de las aristas entre el conflicto que enfrentaba a los Estados Unidos y a la Unión Soviética. Llegar al satélite natural de la Tierra no significaba un gran salto, sino que también era una muestra clara de los avances tecnológicos de los norteamericanos; avances que, claramente, se reflejarían en un amplio poderío militar. (Por suerte, la guerra fría terminó gracias a Rocky).

2. ¿Quién grabó a Armstrong?

Ésta es una de las preguntas más frecuentes entre quienes sospechan del alunizaje. Para ellos, la respuesta parece ser clara: FUE LA CIA, O EL FBI. Porque, si era el primer hombre en pisar la Luna, no se explica que hubiera una videograbadora esperándolo -a menos, que todo fuera una conspiración.

3. El módulo no dejó huella

Los módulos espaciales tienen varias turbinas que se utilizan para que el aterrizaje sea suave y no termine en una colisión tremenda. Entonces, la otra duda que asalta a los del gorrito de aluminio es ¿por qué el módulo del Apollo 11 no dejó cráter alguno al alunizar?, si hasta los astronautas dejaron sus huellas marcadas.

4. Fotografías sospechosas

Todos hemos visto esa pequeña cruz (o alguna otra figura geométrica) en fotografías de todo tipo y sabemos que es una adición de la cámara con la que se capturó la imagen. Con eso en cuenta, sabemos que ésta debiera estar sobre los objetos fotografiados, pero ¿por qué en estas imágenes la cruz se fusiona con ellos?… es, por lo menos, extraño.

5. La bandera flamea

¿Sabes por qué los trajes de los astronautas son tan aparatosos y tienen esos cascos tan grandes?. Es porque en el espacio exterior no hay atmósfera y la Luna no es la excepción. Y, como no hay atmósfera, tampoco hay viento, haciendo ilógico que la bandera flamee como si una ventisca se acercara.

6. Escenografía reciclada

El siglo 21 se caracteriza por querer inculcarnos a todos el espíritu verde y enseñarnos desde pequeños a reciclar. Pero la NASA fue muy visionaria al reutilizar la escenografía donde se habría filmado el alunizaje de Armstrong y el Apollo 11. Y, claro, no faltaron los ojos agudos que notaron su presencia en más de una imagen después de julio del 69′.

7. Coca-Cola en la Luna

Algunos que quisieron ser más agudos en su acusación, miraron mil veces las imágenes de la caminata lunar de Buzz Aldrin, llegando a encontrar el reflejo de una botella de la popular gaseosa.

Algunos piensan que la NASA estrenará pronto su nuevo transbordador

8. No hay estrellas

Nada más ilógico: están en medio del espacio y no hay estrellas en ninguna de las imágenes. ¿¡CÓMO!?

9. Radiación cósmica

En muchos lugares de la Tierra existe radiación y no se trata necesariamente de la mano del hombre, ya que ésta también se produce de manera natural. Sin embargo, en el espacio exterior, las dosis de radiación son aún mayores y, según los más incrédulos, habría matado lentamente a cualquier hombre que osara atravesar los confines del universo.

10. Muertes sospechosas

No todos los estadounidenses que fueron parte de la carrera espacial estuvieron siempre de acuerdo con el proyecto. Uno de ellos fue Gus Grissom, parte del Apollo I que, se incendió dando muerte a este disidente. Según los teóricos, el deceso de Grissom sirvió para que otros disidentes pensaran mil veces antes de querer dar un paso al costado.

A mí me parece MUY sospechoso

11. Una odisea espacial

Los que sospechan de este fraude, piensan que el realizador de tal engaño habría sido el mismísimo Stanley Kubrick. El autor de películas como ‘La Naranja Mecánica’, ‘El Resplandor’ y, la más cercana a la aventura del Apollo 11, ‘2001 Odisea en el Espacio’.

El testimonio más impactante es este video grabado poco tiempo antes de su muerte (qué sospechoso) , confesando su participación en el fraude. IMPACTANTE

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR