12 Escondites Secretos Ridículamente Ingeniosos que Incluso a Ti te Costará Mucho Trabajo Hallar

12 Escondites Secretos Ridículamente Ingeniosos que Incluso a Ti te Costará Mucho Trabajo Hallar52Shares

Todos necesitan un buen escondite secreto para sus cosas más valiosas o privadas. Algunos ocultan dinero bajo sus colchones o sus llaves de repuesto bajo rocas de plástico falsas. Puedes creer que tu "escondite súper secreto e impenetrable" es brillante pero desafortunadamente, es más que probable que esté lejos de ser tan ingenioso como crees que es. Cualquier chivato sigiloso capacitado sabe que el primer lugar donde buscar una llave es debajo de una roca extraña, así que sencillamente puedes seguir adelante y olvidarte de esa.

Si tienes posesiones por toda tu casa que necesitas mantener fuera del alcance de miradas curiosas, las siguientes 12 ideas de escondites son un buen lugar para comenzar. Tenemos claro que al publicar estos lugares ultrasecretos en Internet, los estamos exponiendo potencialmente y reduciendo su efectividad. Dicho lo anterior, estos escondites son tan ingeniosos que haría falta un detective extraordinario para olfatearlos. ¡Incluso los ladrones habilidosos no tienen el tiempo o la pericia para detectar estos!

1. Aspíralo

A veces, cuando se trata de esconder bien algo, tu mejor elección es hacerlo a simple vista. ¡Ni los espías más sigilosos sospecharían que guardas tus cosas valiosas en una vieja y repugnante aspiradora!

2. Un Apetitoso Escondite

Introduce tus objetos valiosos en una bolsa o contenedor pequeño y luego guárdalo en un frasco de plástico o vidrio para palomitas de maíz. Nadie sospecharía que un claro frasco de palomitas contendría jamás tus más preciadas posesiones.

3. Escóndelo Entre tus Canciones

Si tienes una colección de discos padrísima, ¿por qué no convertirla en un asombroso escondite? El proceso involucra recortar las cajas de tus discos, así que no hagas esto con álbumes que realmente valoras. Puedes, no obstante, comprar algunos discos baratos o dañados y luego convertir sus cajas en este increíble escondite.

4. El Escondite VHS

Todos tienen un estante en su casa lleno de viejas cintas VHS. Puedes diseccionar una cinta VHS con facilidad y esconder adentro tus bienes de forma sigilosa. Mete la cinta otra vez en el estuche de la película y ponla de nuevo en el estante. ¡Muy engañoso!

5. Una Vieja Lata de Pinturas

Limpia minuciosamente una vieja y asquerosa lata de pinturas para obtener un fácil escondite. Puedes guardar la lata en tu garaje o sótano, amontonada junto a otras latas de pintura. Si quieres molestar a potenciales ladrones, rellena con una de esas cosas explosivas algunas latas que no contengan tus bienes.

6. Un Asqueroso Frasco de Mayonesa

No te preocupes, no es mayonesa de verdad, es solo una pintura en aerosol que ha sido utilizada ingeniosamente para imitar la mayonesa. Esto funciona de maravilla porque nadie va a querer abrir un frasco viejo de mayonesa.

7. Debajo del Lavaplatos

Retira la moldura y el salpicadero debajo de tu cocina o lavabo y realiza un hueco para un escondite ultrasigiloso. Asegúrate de mantener tus pertenencias selladas en algo que las proteja de las goteras o la humedad, pues representan un riesgo en estos espacios.

8. Qué Bonito Arte Tienes

Colocar una pieza de arte en una simple bisagra es una estupenda manera de generar un escondite de bajo perfil que además hará lucir tu casa más atractiva. Puedes hacer algo sencillo como esconder tus llaves detrás, o puedes instalar una de esas cajas fuertes empotradas como un villano de película.

9. Una Baldosa Trampa

Para hacer una baldosa trampa, solo remueve una baldosa de tu baño o cocina y luego realiza un hueco en la tabiquería de atrás. Fija la baldosa a una caja pequeña y deslízala de nuevo a la pared. ¡Solo no te olvides cuál es la secreta!

10. Almacenaje en el Teclado

Este teclado completamente funcional y asombroso escondite puede conseguirse en Internet por un bajo precio. Es un poco más grueso de lo normal, ¡pero puedes esconder tus cosas adentro!

11. Guárdalo en tu Puerta

Esta idea es tan secreta que probablemente te preocupará más el riesgo de olvidarte donde escondiste tus cosas que el hecho de que alguien realmente las encuentre. Solo necesitas un taladro, un tubo de rellenar cigarros, un imán, y algunas herramientas básicas.

12. La Vieja Caja-Libro

Este podría ser un clásico, pero hay una razón para eso. Si tienes una biblioteca de tamaño considerable, la caja-libro es difícil de encontrar, incluso si alguien la esta buscando específicamente. Simplemente aplica pegamento para barnizado o cola blanca a las páginas del libro para sellarlas, luego recorta un espacio lo suficientemente grande como para que quepa lo que sea que necesitas esconder. Deja unas pocas páginas sin pegar al principio para hacer tu caja-libro incluso más discreta.

Encuentra más historias en buenamente.com


Síguenos en Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR