12 Leyes de Grace con respecto a la vida

12 Leyes de Grace con respecto a la vida58Shares

Natalia Grace es psicóloga rusa y autor del conocido libro «Las leyes de Grace» en el que intentó recopilar sus observaciones acerca de la vida. Son inferencias que nos ayudan a ser un poco más sabios, a conservar la fuerza y el enfoque.

Buenamente.com te trae un extracto de 12 de las leyes que pueden ser útiles en tu vida..

1. Ley de lo que revelan los detalles.

Cómo se comporta una persona con relación a las cosas pequeñas revela cómo es en realidad. Puede que alguien por lo general quiera mostrarse generoso como un rey, pero al menos una vez al año su naturaleza verdadera saldrá a flote y será muy notorio si observas bien. Por eso es importante prestar atención a los detalles.

2. Ley de lo inevitable que es perder.

Todo lo que las personas hacemos es susceptible de errores, por eso perder es algo inevitable. Si lo tenemos en mente será más facil no preocuparse demasiado cuando eso suceda. Podemos influir y vencer en muchas cosas pero no en todas. Existen leyes universales. No somos ideales ni tampoco nuestros actos. Lo inevitable de las pérdidas debe ser tomado con resignación, pero debe ser el único momento en el que la resignación esté presente.

3. Ley del hastío.

Tiene que ver con todo en la vida. Por ejemplo, si pronuncias un discurso es mejor acabarlo antes de que la gente se canse. Bien decía Voltaire que «el secreto para ser aburrido es decirlo todo». Si vas a una cita, despídete un poco antes de lo que querría tu interlocutor. Si vas de visita, vete antes de que tus anfitriones quieran quedarse a solas. Recuerda, en este sentido es mejor pecar por no llegar hasta el final que pasarse la meta.

4. Ley del esfuerzo mútuo.

Dos caballos en un arnés pueden mover juntos hasta15 toneladas de un lugar a otro, pero por separado sólo moverían 3. Comparte las tareas importantes con no menos de dos personas, así serás más efectivo. «Un cordón de tres dobleces no se rompe pronto».

5. Ley de la asignación de la fecha límite.

Asignarle una fecha o momento límite a cualquier asunto aumenta la posiblidad de que sea ejecutado en el futuro. Es muy diferente decir «Te llamaré», a decir «Te llamaré mañana a las diez de la mañana». La probabilidad de que se haga la llamada en el segundo caso es mucho mayor.

6. Ley de la anulación.

El cerebo necesita «volver a cero». Si has regresado a casa, apenas puedes mantenerte en pie y durante el día solo hiciste 14 de 28 cosas que tenías planeadas, si al fin pudiste sentarte y miras a la pared sin pensar en nada ¡no te culpes de ser poco efectivo!. El cerebro no puede trabajar constantemente en lo que te parece más útil, él también necesita ocuparse de sí mismo. Debe tener tiempo de ordenar y atar los cabos que tuviste tiempo de soltar durante el dia: es necesario permitirle estar tranquilo sin inquietarlo con exigencias o preocupaciones para que pueda «limpiarse». De eso se trata la anulación: así como la tierra deja de ser fértil cuando se siembra en ella sin dejarla reposar, el cerebro necesita descanso para poder pensar correctamente.

7. Ley de la utopía

Nunca existirán las condiciones ideales. Aunque no se puede negar, claro, que de vez en cuando haya circunstancias favorables. Lo que si es raro es que quien las encuentre las sepa utilizar, en parte porque las oportunidades se camuflan en forma de problema personal que debe ser solucionado.

8. La ley de la compensación

No se puede tener todo a la vez. ¿Puedes imaginar esto? Una persona físicamente atractiva, inteligente, habil, apasionada, imaginativa y de buen humor; complaciente, segura de si misma, amigable con todos, talentosa, que sobresalga en el campo laboral pero le quede tiempo para estar con su familia, sus amigos y tener su casa en orden. No, seguramente sería algo parecido a «Mi Bella Genio»: Y los genios no existen.

No se puede tener todo a la vez. Por eso Napoleón le temía a los gatos, Tchaikovsky comía papel y lloraba hasta diez veces al día, y Bach tenía tan mal humor que en una ocasión le quitó la peluca a su organista en pleno recital por estar desafinado, sólo por citar algunos ejemplos.

Por lo general si alguien ha logrado el éxito en uno o varios aspectos de su vida, en otros quizá tenga aún mucho por mejorar; pero una persona no vale por la ausencia de sus defectos, sino por sus cuaidades y calidad humana. No intentes ser perfecto, mejor intenta guardar la armonía.

9. La ley de la influencia.

Lo que rodea a una persona tiene influencia en su futuro. Hay varios casos de gemelos idénticos que fueron separados al nacer y que la cabo de varios años se encontraron para descrubrir que sus carreras y vidas eran completamente diferentes aunque sus gustos y talentos fueran parecidos; y en todos los casos ha estado relacionado con el ambiente en el que cada uno de ellos creció y se desarrolló. Lo que nos rodea influencia mucho -sino todo- lo que somos. Nos convertimos en aquellos que nos rodean, y muy rara vez al contrario.

10. Ley de las reacciones opuestas

Las personas talentosas siempre despiertan emociones y reacciones opuestas: puede ser amor y alegría, o bien odio y resentimiento. No es posible quedarse indiferente ante ellas, no es posible ignorarlas, ni olvidarlas. Esas personas son recordadas, amadas u odiadas, envidiadas o apoyadas. Por eso si tienes talento no esperes que todos te quieran o estén de acuerdo contigo. Tendrás enemigos y personas que no te quieran porque es natural que eso pase.

11. Ley de la memoria relacionada a los sentimientos

Es común que la gente recuerde en primer plano una sensación o sentimiento y la relacione con la persona que la produjo o bien con quienes se encontraba cuando eso sucedió. Procura entablar nuevas relaciones en momentos en los que el sentimiento general sea positivo, así en su mente te relacionarán con una sensación positiva. Eso aplica también para las citas románticas. El consejo general es: que el recuerdo que se tenga de ti y/o lo que te rodea sea algo positivo especialmente en momentos decisivos o primeros encuentros..

12. Ley del tipo de gente.

Aquellos que no son tu tipo de gente se alejarán de ti de todos modos. No vale la pena prestarles mucha atención.

Fuente: Libro «Las leyes de Grace» 

Ilustración: resurgam 

Traducción y adaptación: Buenamente.com

¡Déjanos saber tu opinion!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR