12 Experiencias de Pena Ajena. ¡Ni reír, Ni Llorar!

12 Experiencias de Pena Ajena. ¡Ni reír, Ni Llorar!353Shares

Todos hemos pasado por algunos de estos momentos incómodos en nuestra vida, en los que hubiéramos preferido que llegara un tornado y dos tsunamis a llevarse todo en lugar de haberlos vivido. Son experiencias tan horribles, que nos ganamos apodos de por vida y las burlas de gente que ni conocemos. En algunos de los casos, hasta aparecemos en internet donde millones ven nuestras gracias…

Mejor que me cargue el payaso, que me trague la tierra, que me aplaste un terremoto o me consuma un incendio antes de vivir cualquiera de estas situaciones. 

Estos son algunos de los peores momentos que podemos vivir. Son los clásicos “Trágame tierra y escúpeme en Corea del Norte”.

Qué tal cuando a un mozo caballero se le van los ojos cuando va pasando la chica que le gusta, o cuando su mente cochambrosa desnuda a la maestra con la mirada y de pronto ¡pling! ¡Firmes ya! ¡Va derecho y no se quita! y el profe le pide que pase al pizarrón...

Ir a casa de los suegros, de por sí es una experiencia a veces incómoda. Pero qué tal que justo ese día la comida te cae mal y vas al baño y por más que intentas suenan rayos y centellas. Y peor todavía. el baño se tapa o no hay agua y ya hay alguien afuera esperando a que salgas para ir al baño también... ¿A quién no le ha pasado?

La primera vez. Emocionados y calenturientos y no tienes idea de qué hacer, ni cómo usar un preservativo y después de por fin lograrlo solo duras 5 segundos... ¡Ups!

Cuando te animas a decirle a la niña que te gusta que quieres con ella y ella te contesta con una gran sonrisa "Hay gracias, pero yo te quiero mucho como amigo" Y te mandan al friendzone para siempre...

Te topas con la persona con la que acabas de cortar y te das cuenta que más tiempo le tomó quitar su estatus de andar contigo en facebook que encontrar a otro amor. Ahí van caminando y tomados de la mano y tú solo como dedo.

Tú echando pasión en tu coche en el estacionamiento y te tocan la ventana y escuchas "Pss, ¿qué pasó mi chavo?" y ves al poli con una sonrisa maliciosa... o peor, te tocan la ventana en plena acción ¡¡y es tu mamá!!... Eso le pasó a mi hermana :P

Caerte en público... ¿Tengo que explicar el oso?

Estás viendo una peli con tus papás y sale la escena con todos encuerados haciendo cuchi cuchi y quieres que te trague la tierra.

Ir cantando a grito pelón mientras manejas y te das cuenta que la guapura del coche de al lado no para de reírse viéndote. 

Cuando estás hablando mal de alguien y te hacen caras y señas los amigos para que te calles y te das cuenta que el protagonista de tu chisme está parado detrás de ti. 

Mira la foto... mírala bien... 

A todos les ha pasado algo así...

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR