13 Razones Por Las Cuales Debemos Adoptar Un Perro A Los 20

13 Razones Por Las Cuales Debemos Adoptar Un Perro A Los 20729Shares

Todo el mundo sabe que los perros son los mejores amigos del hombre, y no hace falta decir que son unas adorables bolas de pelos. Pero a pesar del amor a los perros, una gran cantidad de personas, a sus veinte años renuncia a tener un perro, ya que puede ser una pérdida de tiempo, dinero y energía. Es fácil convencerse de que estás demasiado ocupado o eres demasiado joven para asumir la responsabilidad. Y si bien es importante tener en cuenta esto y asegurarse de que se le dé al perro un buen hogar, las personas de veintitantos deberían considerar convertirse en padres de perro.

Así que acá están la razones por la cual tener un perro es la mejor decisión en esta etapa de la vida:

1. Te hacen menos egocéntrico

¿Amor es cuando tu dueña se despierta a las 3 AM para limpiar tus desechos y luego se acuesta a tu lado en el piso? #sickpup #stomachache #mondayblues

Cuando una linda y peluda cosa depende de ti para todo, tus deseos y necesidades a veces tienen que postergarse un poco. En realidad, no importa cuánto deseas quedarte en la cama una hora extra si tu perro rasca la puerta principal como si fuera el fin del mundo. Tus veinte años no son sólo un tiempo para ser egoísta – es un tiempo para aprender a ser adulto. Y ser un adulto requiere responsabilidades de malabarismo, y, a veces, ser desinteresado.

2. Te dan algo de perspectiva

Tener un pequeño perrito para acurrucarse te da una cierta perspectiva sobre lo que realmente importa cuando estás estresado porque te dejo tu alma gemela o recibiste un perturbador correo electrónico a tu jefe. A veces es necesario dar a tu ansiedad la noche libre y rodar por el suelo con un juguete para masticar.

3. Los perros son en realidad una buena forma de conocer personas

 

A photo posted by Alma (@almashaun) on

Cuando tienes un cachorro, desarrollas este extraño parentesco con todos los otros dueños. Cuando sus perros, inevitablemente, corren entre ellos y probablemente se apareen en público, te avergonzaras y compadecerás al igual que el dueño del otro perro. Lo más probable es que te detendrás a charlar un poco. Es una buena forma de ser social.

4. Las siestas se vuelven aún mejores

Las siestas ya eran uno de los grandes pasatiempos, pero ahora tienes la oportunidad de añadir un compañero peludo que piensa acurrucarse contigo en la mejor actividad en todo el mundo. Eleva tu ego como ninguna otra cosa.

5. Incluso descansar en el sofá se convierte en una actividad apasionante.

 

A photo posted by ROW.ena (@r0wmyboat) on

Los cachorros siempre están en algo. Estar cómodo en tu sofá mientras ves Netflix se convierte en toda una aventura. Tal vez luchas con almohadas o intenta robar cada una de las cosas que te rodean. Siempre hará alguna divertida travesura.

6. Desarrollas un muy buen sentido del humor

La primera vez que tu perro golpea accidentalmente la harina en la cocina y la esparce por todo el piso de tu casa, te molestas y alteras. Pero a continuación, pasa algún tiempo y te resulta divertido - y aprendes a no preocuparte por las cosas pequeñas. Los perros son los mejores socios para perder el tiempo. Te ayudarán a encontrar a tu niño interior.

7. Tienes el compañero de aventuras más entusiasta que podrías pedir

A veces, estando en tus veinte años puede sentirse un poco solo. Tal vez te has mudado a un nuevo lugar debido a la escuela o el trabajo. Tal vez tú y tus amigos de toda la vida se han distanciado a medida que han crecido. Si encima no tienes mucha gente con la cual pasar un rato y quieres salir, tu cachorro estará más que feliz de unirse. Cualquier momento que pasa contigo es el mejor tiempo del mundo.

8. Te ayuda a estar activo (y evitar el gimnasio)

 

A photo posted by Gabi Barrett (@indigoskyes) on

Desde que las cintas de correr son trampas mortales (yo podría tener una pequeñísima fobia...) siempre es bueno encontrar una actividad física que disfrutes más que un mal ventilado gimnasio. Tu perro con mucho gusto te sacará a caminar, correrá contigo en el parque para perros, o (para algunos), incluso ir a nadar. Para el final del día, los dos estarán cansados y listos acostarse.

9. Tienes el reloj despertador más bonito del mundo

 

A photo posted by FeliciaMarie (@felicia90xo) on

A pesar del relajante sonido de guitarra en tu teléfono no puedes levantarte de la cama con buen humor. Los perros son, por mucho, la mejor manera de despertar. Ellos te despiertan con besos y siempre están muy contentos de pasar el rato contigo durante el día. Su corazón va a estallar en mil pedazos todo el tiempo.

10. Te ayuda a seguir una rutina

 

A photo posted by Max & Hunter (@maximumhunter_) on

Los perros tienden a tener consistencia y estabilidad, por lo que ser el padre de un cachorro implica mantenerlos en una rutina. Necesitan comer / salir / dormir a la misma hora todos los días, y esto ayuda a mantenerse en una rutina. Esta es una habilidad de un buen adulto. Mientras que la espontaneidad es una parte importante tus veinte años, tener un perro es una buena manera de entrenar algunas habilidades de la vida que necesitaras más adelante.

11. Tienes que vencer tu perfeccionismo

 

A photo posted by Tina Swanson (@tinaswanson21) on

Si usted tiene un perro, es probable que su casa no siempre será ordenada y su maquillaje no siempre se verá tan increíble. A veces todo se volverá complicado y tu perro sin duda babeará toda tu cara. Aprendes a amar cada situación por lo que es y dejar de exigir la perfección en todo momento. Esto es realmente una buena manera de prepararse para la vida adulta – reconociendo que las cosas no tienen que ser perfectas para ser maravillosas.

12. Aprendes a planificar a futuro.

 

A photo posted by Filip & Liam (@filip_and_liam) on

Los cachorros necesitan citas con el veterinario, niñeras y todo tipo de cosas que requieren planeación. Si vas fuera de la ciudad sin tu perro, necesitas organizar las cosas para él / ella de antemano. La práctica de este tipo de organización, serán muy útiles en todas las áreas de tu vida – te volverás mejor tomando decisiones y realizando planes, para terminar las tareas a tiempo, y consiguiendo tiempo libre en tu horario.

13. Recibes amor incondicional cuando más lo necesitas

 

A photo posted by Katie Hough (@ktho512) on

Cuando estás en tus veinte años, por lo general vives fuera de tu casa enfrentando los retos de la edad adulta por primera vez. Cometerás errores, ocasionalmente tendrás colapsos, y cambiaras de dirección. Esto puede ser difícil si lo haces solo. Teniendo un perro tendrás el amor y apoyo de una pequeña familia sin importa nada.

Y en última instancia, frotar su panza es bueno para el alma.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR