14 Cosas que todas las chicas gorditas necesitan escuchar al menos una vez en su vida

14 Cosas que todas las chicas gorditas necesitan escuchar al menos una vez en su vida2Shares

Ser una mujer con sobrepeso es como una maldición. Un golpe a tu autoestima y un viaje a la tierra de la invisibilidad. Porque la gente, o te ve como si fueras una enfermedad contagiosa, o te ignora. Dependiendo de tu gordura. Y tú eres consciente de ello.

¿Quién podrá recordarte que tú eres una persona como cualquier otra? La blogger Jes Baker escribió un libro titulado Cosas que nadie le dirá a las chicas gordas, y decidió ser ella quien hablara acerca de cosas que una mujer con kilos de más quisiera haber aprendido antes. Cosas de las que pudieran hablar, y acerca de las cuales quisieran escuchar.

1. Todas tenemos ‘rollitos’ de grasa cuando nos agachamos hacia adelante. Todas

Baker escribe que les pidió a unas 30 mujeres de cuerpos desde delgados hasta extra-grandes que, tendidas, abrazaran sus rodillas. La sorpresa fue que TODAS tenían ‘rollitos’ en la panza. Sin excepciones porque no estamos hablando de súper-deportistas o atletas. Así que: ¡dejen de pensar que eso es lo peor que pudo pasarles y traten de aceptarlas!

2. Cuando la gente te diga: “Eres preciosa”, créeles

“A mí me cuesta trabajo –dice Baker, quien es un mujer con exceso de peso–, pero es una pena. Cuando la gente te hace un cumplido sincero, es porque realmente ve eso en ti. No trates de ignorar su perspectiva asumiendo que sabes mejor que ellos de lo que hablan. Cree lo que te dicen”.

3. “Los brazos gordos deben avergonzarte”. No, no es cierto. Jódete

4. Tú no eres despampanante a pesar de tu cuerpo. Eres despampanante debido a tu cuerpo

“Hay una clara diferencia –dice Baker–. Yo crecí en una cultura que juzgaba a las mujeres poco atractivas. Pertenecían a una categoría degradante en la que sólo lo que estaba dentro valía la pena. Todos somos mucho más que nuestros cuerpos, pero nuestros cuerpos son una hermosa parte de nosotros. La belleza proviene del interior y del exterior. Yo creo firmemente que cada persona es hermosa, y eso permite a nuestro interior ser la parte que dice más en lo que a ‘belleza’ verdadera se refiere”.

5. Un hombre puede levantarte del piso y no se romperá la espalda

¡Claro que no! A Jes le acaba de pasar. Ahora está más pesada que antes (como 32 kilos). Corrió a abrazar a un amigo, que la levantó (los tacones al aire, ni más ni menos) y la dejó sin aliento: ella había olvidado lo bien que se sentía. Él salió ileso.

6. No necesitas hacer ejercicio cada día para poder sentirte mejor contigo misma

Muchos creen que una persona gorda necesita hacer todo el ejercicio que pueda para así demostrar que está decidida a ser ‘menos gorda’. Como si aceptar el propio cuerpo fuera un pecado, lo cual resulta absurdo. Efectivamente, el ejercicio trae maravillosos beneficios físicos y mentales, pero no le debes a nadie hacer un esfuerzo por cambiar tu cuerpo si tú no lo deseas. No tienes que ‘alterar’ tu cuerpo para otros. Punto.

7. Está permitido enamorarte de ti misma. Te lo prometo

“Quizá sea lo más amenazador que hayas hecho, y está bien, pero será igualmente lo más maravilloso (aunque quizá gradual) que hayas experimentado. No te convertirás en una narcisista, ni en alguien vano. Es liberador en todas las formas posibles”.

8. Está bien tener días en los que no te gustas

“Date cuenta de que hemos crecido aprendiendo e interiorizando que no estamos bien tal como somos. Toda nuestra vida. Va a tomar bastante ‘regresar’ esos pensamientos, así que permítete a ti misma tener días de debilidad. Llora, grita, enójate, avienta cosas. Lo que sea. Luego, sacúdete todo eso de encima, respira y avanza, porque eres una guerrera”.

9. Los pechos de todas las mujeres son desiguales

“No te preocupes por eso. Es completamente normal”.

10. Hay hombres que prefieren a mujeres corpulentas

“Yo pensé que lo mejor que me podía pasar en la vida era encontrar una pareja que aceptara mi gordura. Resulta que no sólo existen hombres que adoran a una mujer gruesa: MUCHOS las prefieren. Lo que debes saber es que NO necesitas conformarte con alguien a quien no le moleste tu cuerpo. Tienes el derecho (y cientos de oportunidades) de encontrar a alguien que esté encantado con tu cuerpo. ¡Mereces ser adorada, mujer!”

11. Chicas gordas tienen relaciones con hombres atractivos todo-el-tiempo

“Pensemos en el hombre de atractivo universal (ese que cualquiera dirá que una chica gorda no se merece). ¿Cómo podrían gustarle a un hombre guapísimo (alto y con tatuajes, por supuesto) las mujeres gordas? Déjenme decirles que a través de sitios, eventos, fiestas y encuentros promocionales me encontré con cientos de hombres que se abalanzaban sobre mí. Yo era la que debía elegir al más guapo entre los guapos. Cientos”.

“Sepan esto: el mito de que cuerpos ‘atípicos’ no pueden hacer pareja con cuerpos ‘típicamente atractivos’ es falso. Las mujeres necesitan saber que todos los cuerpos pueden emparejarse con todos los cuerpos”.

12. Montar a tu pareja durante el sexo no hará que colapse

“Confía en lo que te digo: tu temor es totalmente infundado”.

13. Usar la ropa que quieras es una afirmación política

“Únete a la revolución. Tira las reglas de estilo por la ventana”. Usa rayas horizontales, los jeans turquesa entubados que te gustan, una blusa transparente, un bikini, pants o la camiseta que manda muy lejos los estándares de belleza. Ponte lo que sea que te haga feliz. Es tu vida.

14. Eres jodidamente hermosa

“Y lo digo seriamente. Sé que tú no sientes que perteneces a la categoría de hermosa que ha creado nuestro mundo, y sé que es difícil. Es una batalla cotidiana. Pero en el segundo que tú dejes de buscar a una modelo delgada en tu espejo y comiences a verte a TI, comenzarás a apreciar quien eres”.

“Deja de buscar los defectos. Deja de buscar las diferencias. Eres perfecta. Eres más que suficiente. Eres lo mejor que te ha pasado, y eres jodidamente hermosa. ¡Dilo conmigo!”

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR