14 veces que la mala edición y la idiotez nos regalaron joyas visuales

14 veces que la mala edición y la idiotez nos regalaron joyas visuales477Shares

¿A quién no le gustaría tener un cuerpo tonificado sin tener que ejercitarse?

Actualmente parece algo sumamente común el retocar las fotografías con diversas herramientas de edición visual. A pesar de esto, no es algo que se le de fácilmente a cualquiera... Para nada. Y es que es genial cuando herramientas tan geniales están al acceso de todos, podemos esperar encontrarnos trabajos bastante sorprendentes... o simplemente hilarantes, tal y como veremos en esta pequeña lista de 14 personas que fracasaron de una manera épicamente chistosa. 

1. Este pobre idiota que quiere desesperadamente un cuerpo tonificado

2. El amor tiene dimensiones inimaginables, pero con las herramientas adecuadas... Puedes hacer el ridículo.

3. Esta pobre niña que quiere ser una versión aún más exagerada de las Kardashians. Ya habrá alguien a quien le parezca esto atractivo.

4. ¿Gym? No. ¿Photoshop?... Mejor reconsidera lo del gym.

5. Este pobre soñador que la única vez que podrá materializar esto es si se le atraviesa en plena avenida.

6. Pues nada. Para mí se ven muy natural esos abdominales, el teléfono, y hasta la mano.

7. Pensé que la idea era hacerte ver mejor, no poner a alguien que se ve 10 veces mejor que tú.

8. Al menos los demás tuvieron la decencia de no meter al pobre Paint en todo esto.

9. A pesar de que la edición definitivamente pudo estar peor, lo que revela más que nada que es un montaje es... pues, la naturaleza de las personas involucradas en la foto.

10. Me retracto con lo que había dicho del Paint. Este es un nuevo nivel de falta de esfuerzo.

11. Pues... ¿Puedo no comentar esta?

12. Una vez más, la edición es hasta podría decirse que buena, pero... Sigue soñando amiguito. Con esa cara todos sabemos que eres bueno con el Photoshop.

13. ¿Alguna vez se han ejercitado tanto que distorsionan la realidad a su alrededor? Pues él sí.

14. ¡Bravo! Excelente montaje, maestro... No. Para nada.

No se sientan mal, quizás lo hicieron para que lloráramos de risa ¡Misión cumplida!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR