15 curiosas normas que los empleados de Disneylandia deben cumplir

15 curiosas normas que los empleados de Disneylandia deben cumplir107Shares

Siempre he considerado a la Walt Disney Company como una fábrica de sueños e ilusiones. Y es que muchos de nosotros hemos crecido alimentando nuestra imaginación con sus inolvidables cuentos. Por eso, solemos pensar que los parques temáticos de la franquicia representan la esencia materializada de todas sus historias. De hecho, esto es así y quienes hayan estado en alguno de ellos estarán de acuerdo conmigo.

Precisamente esto puede dar lugar a que muchos piensen que los empleados de los parques de atracciones trabajan en un ambiente idílico de diversión, ya que supuestamente estamos hablando del “lugar más feliz de la Tierra”.

Pero, nada más lejos de la realidad y al igual que ocurre en cualquier otro trabajo, los empleados deben cumplir una serie de reglas un tanto especiales. Al fin y al cabo, nadie digo que mantener la magia fuera a ser una tarea fácil:

1. A los empleados se les conoce con un nombre especial

A todos, y cuando digo todos me refiero a toda la plantilla que trabaja en el parque, se les conoce como reparto o elenco, como si de una película se tratase.

2. Deben saberlo todo

Los miembros del reparto tienen prohibido decir “no sé”. Si un par de visitantes hacen una pregunta a alguno de los miembros del elenco y este no sabe la respuesta, tienen que preguntar por teléfono a un operador.

3. Vello facial

El aspecto físico es primordial, por lo que cuentan con medidas exactas para poder lucir vello en sus rostros. La barba tiene que estar siempre recortada, limpia y esponjosa; en el caso del bigote, este no debe extenderse sobre el labio o más allá de la comisura de los labios.

4. Código sobre el pelo

Los miembros masculinos y femeninos del elenco tienen prohibido afeitarse las cejas. Además, el pelo de los hombres no puede extenderse sobre sus orejas o el cuello de la camisa. El pelo de las mujeres siempre tiene que estar muy bien cepillado. Se permiten llevar coletas y trenzas, pero en ningún caso adornos en ellas.

5. Autógrafos

Todos los empleados caracterizados como un personaje Disney deben tomar clases especiales de caligrafía para poder firmar autógrafos con los mismos rasgos, según su personaje -teniendo en cuenta que un mismo personaje es interpretado por varias personas dentro del parque-. De este modo, la experiencia siempre es la misma.

6. Para poder interpretar a un personaje Disney, hay que tener una altura adecuada

Para interpretar a los personajes se deben tener características muy específicas; por ejemplo, para las mujeres el mínimo de estatura para poder ser una princesa es de 163 cm, y el máximo de 173 cm, ni más ni menos.

7. No se permiten las uñas pintadas

En el caso de los hombres, no se permite que las uñas sobresalgan de la curva del dedo, mientras que las mujeres no pueden llevarlas más largas de un centímetro. Del mismo modo, tampoco está permitido el esmalte de uñas.

8. Arte corporal limitado

Los tatuajes visibles no están permitidos, al igual que los piercings y dilataciones.

9. Gafas de marca blanca

Los miembros del reparto que usan gafas, no pueden llevar un modelo en el que se vea la marca. En cuanto a la forma y color de la moldura, también deben ser convencional.

10. Inmaculado

Hay una razón de por qué los parques temáticos de Disney siempre están tan limpios: todos los miembros de la plantilla están obligados a recoger todos los desperdicios que estén en el suelo.

11. Recogida de basura

Cuando un miembro del reparto ve algo de basura en el suelo, no pueden agacharse. Deben recoger el desperdicio discretamente y con ayuda de un recogedor especial.

12. Prohibido señalar

Si alguna vez preguntáis a un miembro del reparto por la dirección de un sitio en concreto, fijaros cómo señalan. Por lo general, lo hacen con la mano entera, o con dos dedos. Nunca señalan con un dedo, ya que en algunas culturas se considera un gesto ofensivo.

13. Redes sociales

Los trabajadores del parque tienen prohibido hablar en las redes sociales sobre su trabajo y las funciones que desempeñan para la empresa, aunque no digan el nombre.

14. La regla del nombre

A Walt Disney le gustaba que le llamaran simplemente Walt, por lo que las tarjetas con el nombre de los empleados solo incluyen uno

15. Lenguaje en código

Para referirse a ciertas cosas desagradables, los empleados utilizan un lenguaje cifrado que solo ellos entienden. Por ejemplo, hace unos años, si uno de los visitantes vomitaba, los empleados tenían que llamarlo “derrame de proteínas”. Ahora solo es “código V”.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR