16 imágenes que no te dejarán dormir por una semana. El 15 no puede ser de este planeta.

16 imágenes que no te dejarán dormir por una semana. El 15 no puede ser de este planeta.351Shares

No hay lugar a dudas que no siempre podemos entender las maneras de Dios, y es que a veces podríamos pensar que se ha equivocado de la peor manera posible. O quizás más que equivocaciones, son maldiciones o castigos que les envía por cosas que hicieron en su vida pasada... También están los casos en que sólo las personas tienen la culpa de su situación. Por más extraña y horrenda que pueda parecer. 

Estas 16 fotografías probablemente te servirán como combustible para pesadillas toda esta semana.

1. Algunas personas se portan como bebés más allá de los años aceptables socialmente, pero este... Se pasó.

2. El chino Huang Liqian, sufre de esta extraña condición que deforma su cuerpo.

3. Su mamá siempre le dijo que podía ser lo que él quisiera. Lástima que decidiera ser un tipo espeluznante.

4. Esta señora tiene quizás la peor verruga del mundo.

5. Me han comentado que esto no es anormal en Rusia.

6. ¿Qué tal un apretón de manos?

7. La sierra extra grande de un pez sierra gigante ¡Sí, es real!

8. No, no me parece nada sospechoso.

"Zapatos de mujeres $5"

9. Es como si el payaso de IT supiera que Santa también te da miedo y lo use para producirte pesadillas.

10. Este tipo de cosas te hace difícil aceptar que cada quien es libre de hacer lo que quiera con su vida...

11. Lógica humana: "Mira qué aguas tan cristalinas. Sólo le hacen falta un par de bolsas llenas de basura y listo."

12. La oveja NEGRA de la familia.

13. ¿Lavándose el cerebro? Por favor alguien que me explique.

14. Se le conoce como el hombre árbol. Estas verrugas que podemos "apreciar" en la fotografía, se le extienden por todas sus extremidades. Pobre.

15. ¿Bendición o maldición?

16. No es una imagen fácil de digerir. Es una enfermedad que destruye el rostro llamada Noma pudendi (cancrum oris).

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR