7 cosas que haces mal por la mañana y te arruinan el resto del día

7 cosas que haces mal por la mañana y te arruinan el resto del día76Shares

Cada mañana suena el despertador y comienzas tu ritual. Algunos eligen café otros una buena ducha, pero casi todos pelean con su alarma para levantarse de la cama.

Lo que tal vez no sepas es que, los primeros 40 minutos del día determinan el humor y éxito de nuestra jornada. Un corto espacio de tiempo que, sin embargo, tiene una extraordinaria importancia.

Para no empezar con mal pie, hemos recopilado para ti, una lista con las peores cosas que puedes hacer nada más levantarte. Descúbrelas a continuación.

Hacer ejercicio nada más levantarte

Ya sabemos que debemos realizar ejercicio para mantenernos sanos, pero nadie quiere practicarlo a primera hora de la mañana. La gente prefiere comenzar el día tranquilo y de forma pausada, y esto es un error.

Se ha demostrado que situar tu hora de ejercicio nada más levantarte es muy beneficioso para la salud, ya que mejora la capacidad de atención, elimina el estrés y nos pone de buen humor. Además si se realiza con asiduidad, mejora el sueño y ayuda a perder peso.

Posponer la alarma

Puedes pensar que dormir un ratito más es algo muy beneficioso, pero en realidad lo que haces es comenzar un nuevo ciclo de sueño que no vas a poder completar.

Cuando dicho ciclo se interrumpe, el cuerpo y la mente se resienten. Te levantarás más pesado y con problemas de agilidad mental, una sensación que puede durar gran parte del día.

Llenarse de carbohidratos en el desayuno

El desayuno es la comida más importante del día y obviamente no debe limitarse a los cereales, bollería y azúcares. Además de una tostada, introduce proteínas de calidad provenientes del yogurt, la carne o los huevos y te sentirás más activo y satisfecho.

Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer

Según los últimos estudios, después de una comida se necesitan 30 minutos de reposo antes de lavar los dientes. Durante este tiempo, nuestras piezas dentales se remineralizan y endurecen tras las abrasiones provocadas por la comida. Si se lavan de forma inmediata, el diente tiene que hacer frente a la abrasión del dentífrico justo cuando está más vulnerable.

Comprobar las notificaciones del teléfono y el email

Hay que saber diferenciar entre lo importante y lo urgente, dos términos que no son la misma cosa. Comenzar las mañanas con estas actividades solo conseguirán retrasarte, generando un estrés que arrastrarás el resto de tu jornada.

Tomar una ducha de agua caliente

Malas noticias, las duchas de agua caliente a lo que menos contribuyen es a activarte y poner en marcha tu maquinaria. Al revés, a esa temperatura puede bajar tu tensión y atontarte.

Prueba a usar agua templada o fría, esto activará tu sistema circulatorio y te dará la energía que necesitas para tener un día productivo.

Olvidar dedicarte un momento de paz

Vamos con el piloto automático y, la mayoría de las veces, la gente olvida dedicarse 5 minutos. Un breve espacio de tiempo en que nos preparemos mentalmente para todo lo que tenemos que hacer en el día.

Un repaso mental que no nos llevará más de unos instantes y en el que incluiremos todo tipo de pensamientos positivos para afrontar la jornada. Un ejercicio que realmente marca la diferencia.

Fuente: Diply.com 

Traducción y adaptación: Buenamente.com

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR