9 Impresionantes Mansiones Abandonadas Alrededor del Mundo

9 Impresionantes Mansiones Abandonadas Alrededor del Mundo373Shares

Nos da tristeza ver estas enormes mansiones y castillos que en algún momento fueron preciosos hogares llenos de vida. Algunas de ellas sufrieron tragedias como guerras, muertes e incendios, y fueron abandonadas para siempre, dejando en su interior nada más que los recuerdos de años que se fueron. Hoy te contamos la historia de estas 9 maravillosas construcciones, con fotografías que demuestran su abandono pero que nos hacen una idea de lo asombrosas que fueron en épocas pasadas.

1. Mansión Muromtzevo, Rusia

Se trata de una mansión de estilo francés que fue construida por el arquitecto P.S Boitzov, a pedido de su rico cliente Khrapovitzky. Contaba con un complejo sistema de grandes jardines con áreas verdes y fuentes de agua. Cuando comenzaron los problemas con el Partido Bolchevique en Rusia, Khrapovitzky emigró a Francia, abandonando así su hermosa mansión.

2. Castillo de Miranda, Bélgica

Paul Henri-S

Lo construyó en 1866 un arquitecto inglés para la familia Liedekerke-Beaufort. Durante la Segunda Guerra Mundial, el castillo fue tomado por la Compañía de Ferrocarriles de Bélgica, y ha estado deshabitado desde 1991.

3. Castillo de Bannerman, Nueva York

Bannerman era un inmigrante de Escocia quien adquirió una isla y se construyó este castillo, el cual usaba para promocionar un negocio de excedentes de artefactos militares. Después de su muerte, algunos proyectiles y pólvora ocasionaron una explosión que destruyó una pequeña parte de su estructura. Varios años después, un incendio destruyó parte de la base de la casa y los techos. Actualmente ni en el castillo ni en la isla vive nadie.

4. Castillo de Mesen, Bélgica

Fue construido en 1628 y ha pasado por distintos usos desde entonces. Como castillo, como destilería, como fábrica de tabaco e incluso como colegio. En 1971 el colegio cerró y se marcharon del castillo hasta nuestros días.

5. Mansión Lillesden Estate, que luego fue la Escuela Lillesden para Mujeres, Reino Unido

Se construyó a mediados del siglo XIX por un banquero llamado Edward Lloyd. Después de la Primera Guerra Mundial, la vendieron a un colegio para niñas. Este colegio cerró sus puertas en 1999 y desde ese momento nunca más nadie volvió a ocupar la mansión.

6. Halcyon Hall, Colegio Bennett, Nueva York, EE.UU.

En sus inicios era un hotel de lujo en 1890 pero cerró después de poco más de 10 años. Más tarde, el Colegio Bennett para Mujeres se instaló en el Halcyon Hall, convirtiéndolo en hogar y escuela de muchas familias ricas. No obstante, el colegio no prosperó y lo cerraron hace más de 30 años, en los cuales no se ha utilizado con ningún propósito.

7. Mansión Pokrovskoye-Streshnevo, Rusia

8. Palacio Halim del Príncipe Said, conocido erróneamente como Champollion House, Egipto

Se diseñó en 1899 y luego fue convertido en un colegio para hombres. Ha estado deshabitado desde el 2004.

9. Castillo Pidhirtsi, Ucrania

Fue construido en el siglo XVII, periodo durante la cual estaba en excelente estado y completamente amoblada y decorada. Pero los soldados rusos de la Primera Guerra Mundial destruyeron parte de lo que había en su interior. Luego perteneció a un príncipe, el cual se llevó el resto de las cosas que quedaban a otro hogar en Brasil. Un tiempo después se usó como dependencia médica pero en el año de 1956 sufrió un trágico incendio que destruyó para siempre la belleza que le quedaba. Actualmente están pensando en restaurarlo pero todavía no hay nada seguro.

Extra: Castillo Boldt, Nueva York

Aunque está restaurado actualmente, la historia de abandono del Castillo Boldt es trágica. George Boldt era un hombre millonario que deseaba construirle a su esposa el hogar de sus sueños: un castillo gigante con más de 100 habitaciones, en una isla privada y romántica que preparó para ella.

Se modificó la isla para que tuviera forma de corazón, de la misma forma que su nombre (Heart’s Island), y hasta los jardines y decoraciones tienen la misma forma. En el 1900 Boldt contrató a 300 hombres para comenzar con la construcción que haría feliz a su esposa Louise. Llegaron a vivir un par de años en una parte del castillo mientras seguía en construcción, pero después de un tiempo Louise se enfermó y luego de algún tiempo murió.

Desdichado, George Boldt ordenó a sus trabajadores que pararan las obras y se marchó de la isla para siempre. El castillo permaneció abandonado por más de 70 años, hasta que The Thousand Islands Bridge Authority empezó a restaurarlo.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR