¿Alguna Vez Te Has Preguntado Por Qué Tu Perro Se Alegra Tanto En Cuanto Llegas A Casa? Te Lo Explicamos

¿Alguna Vez Te Has Preguntado Por Qué Tu Perro Se Alegra Tanto En Cuanto Llegas A Casa? Te Lo Explicamos2Shares

Los perros nos prueban una y otra vez porque son los mejores amigos del hombre, son animales muy fieles y muy cariñosos que solo esperan lo mismo de sus dueños y una vez logran esa conexión con su dueño, se alegrarán de verlo volver así solo se haya ido por 10 minutos.

Y como buen perro, él saltará, ladrará, rodará y claro, moverá mucho su cola, ah claro y como olvidarlo se abalanzará sobre ti para expresar lo mucho que se alegra de verte de nuevo y de que estés bien.

Por otro lado, ¿te has preguntado la verdadera razón por la cual se alegran tanto al ver su dueño?

Por esa razón y para arrogar un poco de luz en esta interrogante, varios psicólogos caninos y científicos han estudiado muchos perros y todo indica que tienen la respuesta a esta interrogante, y nosotros te la explicamos.

Sigue leyendo para descubrir el origen de esta alegría descontrolada que sufren nuestros caninos al vernos.

Son como un niño de 2 años de edad.

No es secreto que desde hace ya algunos años, algunos estudios psicológicos confirmaron que un perro adulto promedio tiene la inteligencia emocional de un niño humano de 2 años, pues adquieren varias habilidades: recordar personas y lugares, además, son capaces de sentir envidia, ira, tristeza, miedo y alegría.

Por otro lado, este hecho también confirma que al igual que los niños de 2 años; si bien pueden sentir todo tipo de emociones y adquieren varias habilidades, sufren de las mismas limitaciones, lo que quiere decir que sienten todas las mencionadas emociones pero no son capaces de enteras completamente.

Otra similitud entre los caninos y los humanos, es que son animales sociales, ya que al estar en grupo forman manadas con varios niveles de jerarquía.

En este orden de ideas, los estudios demuestran que incontables años de evolución en conjunto han hecho que los perros nos perciban como parte su manada y por ende tenemos un nivel de jerarquía.

La manada es una gran máquina que funciona perfectamente, gracias a que cada individuo cumple con una función específica como un engranaje en un gran mecanismo, por ello permanecen juntos, comen y duermen juntos.

Por otro lado, los perros se destacan por no ser un grupo cerrado y si algún miembro de la manada se va y sigue su propio camino, el resto de la manda lo ve como algo completamente natural.

Finalmente, otro hecho muy importante y por lo que realmente se rigen las emociones de los perros es que al igual que los niños de 2 años, ellos no comprenden la temporalidad, en otras palabras, viven el presente, olvidan el pasado y no se preocupan por el futuro.

Estos tres aspectos rigen las emociones y sentimientos de los perros: emociones básicas, concepto de grupo abierto y falta de temporalidad.

Ahora lo sabes, por estas razones tu perro se emociona incontrolablemente una vez lo dejas en casa, él no sabe si volverás pues puede que hayas decidido dejar la manada y seguir tu propio camino.

No obstante, esta libertad de la que tu gozas, no aplica para tu perro pues no podrá acompañarte uniéndose en tu nuevo grupo, permanecer en la manada o crear su propia manada.

Por esa razón a tu perro solo le queda quedarse triste en casa y al no entender la temporalidad, cuando vuelves, no sabe si te ausentaste por 10 minutos o un año, él solo está feliz de que regresaste a su manada.

Ahora la pregunta es ¿por qué se alegran incluso más cuanto más tiempo te ausentas si ellos no perciben el tiempo como nosotros?

Si bien el perro no sabe cuánto tiempo te ausentaste, tú si lo sabes, y él lo nota inmediatamente.

En otras palabras, si te marchas unas horas tu estimulo hacia él no es tan grande como cuando te ausentas 2 días, debido a que además de extrañar tu presencia en la manada, también extraña la diversión, estímulos, comida y más, como resultado tu perro enloquecerá al verte de nuevo.

El recibimiento.

Básicamente, el acto de recibirte en casa, tiene el objetivo de mostrarte su alegría por ti, no obstante, también tiene otro objetivo.

De acuerdo a estudios, los perros salvajes suelen recibir a los miembros de su manada con lametones en la cara, este acto además de fortalecer lazo y mostrar alegría una vez más, también tiene la intención de sustraer información del sujeto en cuestión, información como: donde estuvo, qué comió, quién estuvo contigo y más.

Por esa misma razón, tu perro tiene la desesperada necesidad de lamerte el rostros en cuanto te ver abrir la puerta; sin embargo, en caso de no poder lamer tu rostro, el perro intentará lamer tus dedos y olfatear tus piernas, pues son lo suficientemente inteligentes para deducir que manipulamos cosas con nuestras manos y nos desplazamos con las piernas.

Al fin, una de las preguntas más difíciles de la historia tiene respuesta. Tu perro está realmente feliz de verte nuevamente, no lo rechaces, todo lo contrario, sucumbe a sus encantos y juega con él, pues él lo merece ¡vivan los perros!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR