Antes de tirar tu relación a la basura, lee esto

Antes de tirar tu relación a la basura, lee esto101Shares

En toda relación se pasa la denominada ‘fase del desierto’. No es algo que se sepa con precisión pues cada pareja es distinta, pero existe una barrera entre los 6 y los 7 años en los que se produce una fase de inestabilidad e inseguridad. ¿He dejado de quererle? ¿Me estaré acostumbrando? ¿Sigo enamorada? ¿Podré seguir con él en el futuro? ¿Por qué me pasa esto?

Son algunas de las preguntas que te haces. Evidentemente puedes llegar a dejar de querer a una persona, pero si estás con estas preguntas en tu cabeza, no lo dudes, le quieres (de lo contrario no te pararías a pensar). Estar enamorada es algo más complejo, pues existen distintos tipos de amor. El del comienzo desde luego no, ese ya no vuelve en ninguna pareja, pero existe otro tipo de amor que es el que viene de los recuerdos, de vivencias con la persona, del cariño que le tienes por ser parte de tu vida. Los cuentos de princesas que nos contaban de pequeñas ya no son una realidad, vivieron felices y comieron perdices pero con cariño, respeto, complicidad y confianza, ese es el amor de las largas relaciones.

Cuando llegamos a esa fase de dudas, pensamos que nos hemos acostumbrado, pero no, cuando te acostumbras, aguantas muy poco tiempo, una relación de 6 a 8 años no es acostumbrarse, hay algo más de lo contrario no hubieran llegado hasta ahí. Pero, ¿qué ocurre realmente para tener tantas dudas en la cabeza y ver que la relación no avanza?

En muchas ocasiones la simple rutina, el ver que la relación exige un paso más como una independencia, boda o puntos que marcan nuestra vida pueden llegar a dar vértigo y a plantearnos si realmente queremos seguir con esa persona. En otras ocasiones es simple curiosidad por haber empezado una relación desde muy jóvenes y tener ganas de conocer mundo (estos casos son ‘unicornios’ dentro del mundo de las parejas porque hoy en día los jóvenes se acostumbran a tener varias relaciones y dejamos estas historias románticas para nuestros padres, abuelos, historias difíciles de encontrar pero sin ninguna duda las más maravillosas).

Con tanta duda en la cabeza, cuando todos tus planes se van al garete, aparece la temida inseguridad, esa que hace que puedas llegar a sentirte reacia de tu pareja, no estar receptiva y al final acabas tomando la decisión menos acertada: dejarlo.

Toda relación de éxito debe pasar por esa fase de desapego, de inseguridad, de miedo a dar un paso más, pero en la muchas ocasiones, nos lleva a tomar la decisión equivocada, el problema está en la cabeza, él no ha cambiado, simplemente cambias tú.

Tienes que quererte a ti misma, valorarte, no conformarte. La pareja también es igual a sacrificio, a pensar en uno y otro, luchar juntos y trabajar el amor día a día, poder evitar esa larga travesía del desierto en el que no nos encontramos a uno mismo y de esta manera, tomar la decisión de la que nos podemos llegar a arrepentir con total seguridad toda nuestra vida. Encontraremos otra pareja, seremos felices pero siempre recordaremos aquel amor con el que podríamos haber tenido todo, que nunca volveremos a encontrar y que por una simple travesía, dejamos escapar.

Que tus dudas no te lleven a perder aquello que la mayoría pasa buscando toda su vida.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR