¡Ayuda a Capturar al Padrino que Abusaba de su propia Ahijada!

¡Ayuda a Capturar al Padrino que Abusaba de su propia Ahijada!3Shares

Los hijos son el mejor regalo que Dios nos puede dar, y al llegar a nuestras vidas nos hacen creer que somos capaces de hacer cualquier cosa por ellos. Sin embargo muchas veces en nuestro afán de protegerlos, podemos llegar a ponerlos en riesgo... Esto le pasó a Ana y Manuel, una jóven pareja que hoy vive una pesadilla de la que no pueden despertar.

Ana conoció a Manuel en el bachillerato y luego de dos años de noviazgo y con tan solo 18 años de edad, se unieron para traer al mundo a la pequeña Lucía. Con el nacimiento de la bebé sus vidas cambiaron por completo y la felicidad llegó a sus vidas. Todos sus familiares, amigos y conocidos celebraban el nacimiento.

Entre todos los que montraron su apoyo, los que se mostraron incondicionales fueron los tíos de Manuel: Carlos y Mariana. Desde su nacimiento siempre estuvieron pendientes de la bébé y cada semana llegaban a casa con cajas de pañales, ropa, y juguetes para la bebé. Es por ello que Carlos y Mariana le propusieron que fueran los padrinos de la niña, lo cual aceptaron con gusto.

Tras haber transcurrido cinco años, y dada la difícil situación económica que atravesaban, Ana tuvo que comenzar a trabajar y conseguir a alguien que se ocupara de la niña. A lo que Carlos y Mariana se ofrecieron para cuidar de ella y así cumplir su rol de segundos padres.

Luego de 3 semanas, Ana notó cambios bastante notorios en la actitud de la pequeña Lucía. En un principio ella consideró que debían al nuevo estilo de vida con sus padrinos y pensó que "era normal mientras se acostumbraba".

Conforme siguió pasando el tiempo los cambios de Lucía eran más evidentes, ahora Lucía era temerosa, hablaba poco y ni siquiera quería jugar. No quedaba ni un rastro de aquella niña feliz que tanto había alegrado sus vidas.

Seis meses después Ana fue despedida inesperadamente de su trabajo, ni siquiera ella lo vió venir. Muy triste por la noticia, la jóven decidió ir a la casa de sus compadres, para llevarse la gran sorpresa al llegar de escuchar unos aterradores gritos, ¡Era la voz de Lucía!. Desesperada entró a la vivienda y presenció la escena más aterradora del mundo. Carlos (su compadre) estaba abusando de su hija, al ver esto se abalanzó como una fiera sobre él y logró que se quitara de encima de la niña.

Como era de esperarse, Carlos golpeó a  Ana y huyó corriendo de su propia casa. Ana sacó fuerzas de donde no las había y tomó a sus hijas entre brazos para acudir inmediatamente a la policía, que aún no ha podido dar con el paradero de Carlos, un hombre que fingiendo amor por Lucía se aprovechó de la confianza que le dieron sus padres para cometer una atrocidad.

Ana y Manuel son tan sólo uno de los cientos de casos que de padres de niños que son abusados sexualmente. Ayúdanos a divultgar la noticia para que individuos como este no continúen en libertad.

Tus hijos son tu tesoro más grande, y recuerda que debemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de confiárselos a otra persona, porque casos como este se ven hasta en las mejores familias...

Encuentra más historias en buenamente.com

Síguenos en Facebook



DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR