Carta de Despedida a mi Papá. Se fue Demasiado Pronto.

Carta de Despedida a mi Papá. Se fue Demasiado Pronto.731Shares

Solía pensar que nada podría pasarme antes de perderte, y muchísimo menos pensé que algo así pudiera pasarte justamente a ti. ¿Como se puede dañar tan fácilmente a mi héroe? Lo cierto es que la vida da muchas vueltas, a veces es injusta y la mayoría de las veces no esta en nosotros comprenderla. Tuve que entender que tu camino en esta tierra había terminado. Te fuiste y lo peor de todo fue que no pude despedirme de ti, no pude decirte cuanto te amo. Y es por eso que hoy te dedico estas letras. 

Lo cierto del caso es que el perderte ha sido lo más difícil que me ha pasado en la vida. El tener que vivir con tu ausencia cada día, el tener que ver el lugar que ocupabas en la mesa, que no estés en las fechas importantes y el tener que aprender a que nunca mas te vamos a poder cantar las mañanitas en tu cumpleaños. 

He tenido que irme haciendo a la idea de que no estarás el día de mi boda y que no podrás bailar conmigo ese día, y mucho menos podrás llevarme al altar sobre tu brazo. No tendré la oportunidad de llevarte a conocer mi nueva casa, y no veras crecer a mis hijos. 

Aunque duela, decidí recordarte como tu hubieras querido que lo hiciera, con mucha alegría, pero sobre toda las cosas con agradecimiento por todo el tiempo que estuviste con nosotros. Disfruté muchísimo de tu compañía y por haber tenido la dicha de tener el mejor padre del mundo. Un padre que me enseño junto a mi madre el valor que tiene la familia, a que nunca se debe olvidar de donde uno proviene, y que siempre debo ser una persona honesta. Un padre que me enseño a que siempre debo ser yo misma y vivir siempre como si no hubiera un mañana. 

¿Quieres saber algo papá? Aunque no pueda verte, siempre te siento conmigo. Cuando voy a dormir aprovecho de contarte lo que hice en mi día, te pido consejos cuando no sé lo que tengo que hacer y en algunas ocasiones hasta puedo sentir que caminas a mi lado. Estás en cada momento que disfruto con mis hermanos y con mi madre. 

Al final me dejaste un gran tesoro, uno que no se puede quitar ante nada. Y es que me dejaste un sin fin de recuerdo, todas nuestras pláticas, nuestras discusiones sobre política, las vacaciones, los pases familiares y muchísimas aventuras que no tendría tiempo de contar. 

Lo que puedo decirte es GRACIAS, gracias por hacerme quien soy hoy en día, por todos los regaños y los consejos que me diste, pero sobre todo, gracias por creer en mí cuando ni yo misma podía hacerlo. Siempre estuviste seguro de que yo me convertiría en alguien grande.  Te prometo que lo voy a lograr y estarás muy orgulloso de mí.

Un dicho popular menciona que las personas no mueren mientras se les recuerde. y es por ello que siempre estará con nosotros, en mi mente y en mi corazón con esa hermosa sonrisa que tenías. 

Todo mi cariño para ti donde sea que te encuentres papá. Te amaré por siempre. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR