Conoce a Koko, la gorila que adoptó a pequeños gatitos

Conoce a Koko, la gorila que adoptó a pequeños gatitos144Shares

Esta es Koko, una de las gorilas más conocidas a nivel mundial por sus grandes capacidades comunicativas. Ella nació en el zoológico de San Francisco hace 45 años y pronto fue elegida por la entrenadora y comportamentalista de simios Francine Patterson, quien pretendía enseñarle a comunicarse con los seres humanos a través de un lenguaje abstracto y complejo. Lo sorprendente es que Patterson consiguió su meta y hoy en día Koko es capaz de utilizar todos los signos del lenguaje de señas (el mismo que usan los sordos) para establecer conversaciones y expresar ideas elaboradas.

Para muchos, este aprendizaje hace de Koko uno de los animales más especiales del planeta, pero en Buenamente.com creemos que hay una cualidad suya todavía más sorprendente: su capacidad de amar y acoger a dos de estos gatitos como sus propios bebés y expresar abiertamente su deseo de adoptarlos.

Para su cumpleaños número 44 Patterson le dio una sorpresa: le llevó una camada de gatitos dentro de una caja de cartón.

Contrario a lo que algunos podrían pensar, Koko sabe que es grande y que los movimientos bruscos y pesados pueden herir y asustar a los animales pequeños, por eso al abrir la caja acarició a los gatitos con toda la delicadeza posible.

Koko estaba feliz de recibir esta sorpresa. Rápidamente señaló con gestos en sus manos que le gustaban esos animales y le pidió a Patterson que pusiera uno de ellos en su cabeza. En seguida lo abrazó con suavidad y expresó con señas: «estos animales son los bebés de Koko». Una frase que sorprendió a todas las personas que estaban a su alrededor.

A pesar de no poder tener sus propios hijos, ya que nunca se ha encontrado con un macho de su especie, Koko es extremadamente maternal y empática. Cuida de otros con ternura y entrega, y adora estar cerca de cachorros de otras especies.

En el pasado, repetía constantemente la palabra «bebé» en lenguaje de señas y uno de sus pasatiempos favoritos era cargar simios de peluche de la fundación a la que pertenece. Aquí puedes ver un video de ella mostrando sus instintos maternales.

Desde el día en el que vio a los gatitos, Koko hizo de dos de los mininos sus hijos adoptivos. Se están convirtiendo en un familia feliz. Los gatos han crecido junto a su mamá gorila y ella está más feliz que nunca.

Incluso posaron juntos para la portada de la revista de National Geographic... Hermoso, ¿verdad?

Si te interesa la historia de Koko y su capacidad de expresarse, puedes conocer más viendo este documental titulado «Conversaciones con Koko».

Fotos: kokoflix

¡Déjanos saber tu opinion!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR