Conoce la Metodología Japonesa Kaizen, la Herramienta Definitiva para Derrotar la Holgazanería

Conoce la Metodología Japonesa Kaizen, la Herramienta Definitiva para Derrotar la Holgazanería5Shares

Volver al gimnasio, aprender un idioma, estudiar algo nuevo, comer mejor… Todos comenzamos el año cargados de buenos propósitos, pero con el paso de los meses la mayoría se quedan en agua de borrajas.

También puede ocurrir que de verdad tenga las ganas de hacer todo pero realmente no tienes tiempo de hacerlas, ya sea por el trabajo o la familia, o quizás si eres una persona planificada y asiste a las actividades pero es demasiado exigente, se desanima y empieza a fallar en las actividades propuestas. Te explicamos por qué ocurre esto.

Los seres humanos queremos cambiar de un día para otro y ser los mejores, y obviamente mejorar y aprender requiere de tiempo y esfuerzo, y como consecuencia muchas personas se rinden o pierden rápidamente el ánimo de aprender y mejorar.

Como dijimos aprender es un proceso complejo pues requiere de varios factores para obtener el resultado deseado, principalmente necesitamos concentración, energía y una fase de recuperación. Por suerte, existen técnicas y métodos para ayudarte a alcanzar todas tus metas.

Te presentamos el método Kaizen o Regla del minuto en español

El método japonés Kaizen nos ayudará a adquirir un nuevo hábito o conocimiento de forma constante, pues consiste en realizar una determinada tarea durante un minuto al día, diariamente.

Masaaki Imai, es la mente detrás de esta revolucionaria técnica, el mismo considera que el método Kaizen puede ser tomado como un estilo de vida, ya que nos ayudará a progresar tanto en el campo laboral como en nuestra vida personal.

El nombre de este método es en sí mismo es una declaración para mejorar, debido a que la Kaizen es una palabra compuesta de dos palabras japonesas: “Kai” que significa “cambio” y “Zen” que significa “sabiduría”.

La eficacia de este método radica en su simplicidad y “poca exigencia” al usuario le parecerá que realizar una tarea de un minuto diariamente, a simple vista es muy poco tiempo y es algo que cualquier persona puede hacer, ya que no emplearemos demasiada energía, ni tiempo; no obstante, el reto se encuentra en la constancia que debe construir el usuario al realizar la tarea a diario.

Básicamente, Kaizen crea un hábito en el usuario al realizar tareas muy cortas diariamente que le parecen muy fáciles, esto permite al cerebro concentrarse en lo que está haciendo, pues la persona no está pensando en el tiempo porque la actividad es muy corta y tampoco piensa en la complejidad ya que la tarea es fácil.

Al completar día a día esta pequeña tarea la persona se siente motivada cada día más, ya que logra cumplir con su objetivo diariamente. Y en un santiamén, la pereza y apatía desaparecerán pues la persona está motivada cada día a seguir cumpliendo con su método Kaizen.

Con el tiempo, todo tipo de pensamientos negativos y cualquier otra cosa que puede hacerle fracasar o persistir de lograr su objetivo se apartarán de su camino, pues la intensidad del método aumentará al proponérsenos pequeños objetivos y aumentando el tiempo del mismo.

Te colocamos un ejemplo, si tienes un examen final de matemáticas a fin de mes, no puedes simplemente estudiar todo la noche antes del examen. El método Kaizen propone que elijas una hora específica y un tiempo específico en cual te dedicarás a estudiar lo más básico de matemáticas durante 30 minutos a la misma hora durante una semana, la próxima semana estudia ecuaciones de matemáticas más complejas por 1 hora y la última semana estudia ecuaciones avanzadas durante 2 horas, en menos de lo que crees estarás más que listo para tu objetivo final que es el examen de matemáticas a fin de mes.

Los resultados son increíbles, anímate e inténtalo

Los minutos son tan útiles como tú quieres que sean, sácales provecho con esta técnica y en muy poco tiempo, con paciencia y perseverancia lograrás todos tus objetivos y crecerás en numerosos ámbitos.

Como dice su creador, “un largo camino comienza con el primer paso, y no tiene nada de malo que sea corto”, lo que importa es seguir caminando.

Proponte un objetivo o meta y cúmplela con ayuda de la regla del minuto. Recuerda compartir y COMENTAR tu experiencia.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR