Cuando Pensó que su Esposo Había Fallecido, Este Regresa 10 años Después y le Pide Matrimonio de Nuevo

Cuando Pensó que su Esposo Había Fallecido, Este Regresa 10 años Después y le Pide Matrimonio de Nuevo120Shares

El relato que estás a punto de leer es de esos que te hacen reflexionar sobre un montón de cosas como la vida, la muerte, la reencarnación, el destino. Cuando sepas la trágica y milagrosa historia de esta pareja se te vendrán muchísimas cosas a la cabeza.

La historia de amor de Courtney Hill y Brian, comenzó de manera muy romántica, pues se vieron por primera vez gracias a una tormenta de nieve que los obligó a bajarse de sus coches y buscar refugio en un café cercano. Como podrás suponer, desde un principio todo estaba a destinado a suceder de forma increíble...

Como Courtney estaba muy alterada por causa de la tormenta, Brian se acercó a conversar con ella para calmarla. El hombre le ofreció un chocolate caliente y se quedaron hablando por mucho tiempo. La tormenta había cesado pero aún así la futura pareja permaneció en el lugar platicando frente a una cálida chimenea.

Y sucedió lo que estaba escrito para ellos: se enamoraron profundamente el uno del otro y comenzaron una bella relación. Luego de un año, la boda ya era todo un hecho. Los que por cosas de la vida se conocieron en circunstancias difíciles, al final unieron sus vidas antes los ojos de Dios.

Poco a poco el tiempo fue pasando y todo seguía de maravilla. Reinaba el amor y la felicidad en su relación. Hasta que un día Brian no llegó a casa a la hora que solía hacerlo. Obviamente, su esposa se preocupó, pues sabía que él estaba conduciendo durante unas las más grandes tormentas de nieve que han tenido lugar en Chicago, Estados Unidos. Courtney lo llamaba pero él no contestaba, intentó buscarlo en su trabajo pero le dijeron que ya se había marchado de ahí. Le marcó a sus amigos pero no estaba con ellos tampoco... Al día siguiente, el departamento de policía llamó a Courtney para decirle que Brian había derrapado cuando conducía, lo cual hizo que su coche se volcara y chocara contra un poste... Lo cual le robó la vida al hombre de la misma forma en que le había regalado a su esposa.

Como era de esperarse, la depresión atacó a Courtney; no había día en que no llorara y la desolación la tenía prisionera de su cama. Sus familiares se hicieron cargo del funeral y de darle fuerzas para que pudiese superarlo todo algún día.

Cuando fue el funeral, Courtney lloró tanto que se desmayó… La llevaron inmediatamente hospital donde iba a recibir una noticia que cambiaría el rumbo de su vida… Estaba esperando un hijo y ese fue un regalo maravilloso que Brian le dejó antes de fallecer…. Saber esto reavivó la esperanza y dicha en la vida de esta guerrera mujer…

Pasaron los meses y no habían más que buenas noticias: estaba esperando un bebé muy sano. Un hombre llegaría de nuevo a su vida pero esta vez, sería un hijo…

Todo estaba marchando de maravilla y el parto fue programado para un día; pero el bebé tenía otros planes. Se adelantó a la fecha establecida y decidió nacer en un día muy especial… El mismo día en que su padre había nacido.

Su parto fue muy saludable y nombró al bebé de la forma más predecible posible: Brian. La ahora mamá, observó un parecido muy particular con su difunto esposo, lo cual no es raro, pero sí el hecho de que tenían un lunar de la misma forma, en el mismo lugar… Courtney no prestaba mucha atención a estos detalles, hasta que entrados los años el bebé empezó a parecerse más y más a su papá; los mismos gustos en comida, en entretenimiento, en películas, juguetes, caricaturas… parecían el mismo individuo. Pero no fue hasta que Brian cumplió 10 años que el joven decidió confesarle a su mamá lo que ella se negaba a creer.

Cada señal, los sorprendentes parecidos físicos y emocionales entre padre e hijo, la misma fecha de nacimiento. Brian le confesó a su mamá que el era la reencarnación del que hace 11 años era su esposo, así que le pidió matrimonio confesándole que la seguía amando como el principio y que su único anhelo era que se casaran para reanudar su amor hasta la eternidad.

Esta historia se ha hecho tan popular que muchas personas especializadas en estos temas, han hecho varias pruebas al pequeño Brian para comprobar la teoría de la madre. Las personas que creen en esto, dicen que el hecho de que un padre reencarne en su hijo es muy posible y sucede muy comúnmente.

Creas en estas cosas o no, es innegable que toda esta historia es sumamente intrigante, peculiar y tiene muchas casualidades como para ser mera coincidencia. Bien dicen que Dios tiene escrito nuestro destino y aprieta pero no ahorca…

Encuentra más historias en buenamente.com


Síguenos en Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR