Descubre La Intensidad De Tu Vida Amorosa De Acuerdo A Tu Edad

Descubre La Intensidad De Tu Vida Amorosa De Acuerdo A Tu Edad38Shares

Cuando nacemos, somos esponjas que recolectan conocimiento y experiencias de acuerdo a nuestras vivencias y la de otros, además somos influenciados por el ambiente en el que crecemos.

Mientras crecemos, nos damos cuenta que somos seres únicos, con nuestras propias ideas, pensamientos, creencias, gustos, manías y más.

Y durante ese proceso de crecimiento corporal, emocional y psicológico también nos damos cuenta que somos capaces de amar, que queremos amar y ser correspondidos, además, conocemos nuestra sexualidad algo que impactará enormemente nuestras vidas para siempre.

Este artículo está dirigido principalmente a los jóvenes que están en este proceso de crecimiento personal y quieren saber más acerca de lo que les depara la vida, en lo que al amor y la sexualidad se refiere. No obstante, los adultos también pueden disfrutar de este artículo y dar fe de lo que decimos y quizá aprender un par de cosas también.

Todo comienza entre los 15 y 18 años:

Esta etapa de nuestras vidas, pues además de que surgen los primeros cambios en nuestros cuerpos, generalmente son los años que definen nuestra sexualidad.

Adicionalmente, exploramos nuestros sentimientos hacia otros seres, ya que formamos nuestras primeras relaciones emocionales con otras personas, en otras palabra, durante estos años tenemos nuestros primeros novios o novias.

Generalmente son relaciones infantiles y tontas de secundaria, que formamos solo por capricho y porque nuestro esta atiborrado de hormonas y deseamos conocer más y más de nosotros mismos.

Siguiendo esta idea, debido a que nuestro cuerpo tiene una carga hormonal tan grande, nos desinhibimos y, estadísticamente hablando, muchos perdemos nuestra inocencia pues estamos impacientes por conocer nuestros cuerpos y de que es el sexo.

Luego a los 19 a los 23 años:

Durante la etapa pasada puede que formemos nuestra primera relación emocional pero como dijimos, generalmente son infantiles, es a partir de los 19 años en adelante donde experimentamos nuestro primero amor.

Cuando entramos en esta etapa de nuestras vidas, ya somos un poco más maduros, nos conocemos más y sabemos lo que queremos; y es por ello que cuando conocemos nuestro primer amor nos entregamos de una forma que nunca habíamos experimentado antes y como resultados exploramos más y más de lo que somos capaces.

Esto incluye el sexo y por supuesto nuestras emociones, en esta etapa es cuando realmente empezamos a disfrutar de nuestros encuentros sexuales y empezamos a comprender nuestras emociones hacia nosotros mismos y los demás.

A partir de los 24 hasta los 28 años:

Sin duda alguna esta una etapa de total libertad. Conocemos nuestros cuerpos, lo que queremos y a quien queremos.

Esta etapa marca nuestra acta de independencia, tanto para mujeres como hombres, nos abrimos a nuevas experiencias de todo tipo, pues ya sabemos quiénes somos y hace mucho perdimos nuestras inseguridades.

Es durante estos años donde ganarás realmente experiencia en las sabanas, pues estarás dispuesto a hacer toda clase de cosas libremente sin temor de ser juzgado, pues tus contemporáneos son igual de liberales que tu ¡es el cielo! Conocerás personas de las que aprenderás muchas cosas hasta que domines el arte, si el sexo es un arte, de hacer el amor.

Cuando tienes 29 y estas rumbo a los 33 años:

Luego de aprender todo lo que debías y querías aprender, es hora de sentar cabeza y pensar en el futuro. En esta época comenzamos a reinventarnos para conseguir una pareja estable con quien compartir nuestro futuro, en caso de no tenerla todavía.

Es probable, no aplica para todos, que tus encuentros sexuales e intensidad cesen un poco, es normal, al pisar estos años algunos deciden velar porque lo que realmente importa, el futuro.

Asimismo, con un poco de esfuerzo y suerte quizá conozcas a la persona que te acompañará durante el resto de tus días.

Desde los 34 a los 40 años:

Estos años son sinónimos de madurez y adultez, estos son nuestros años dorados de éxito y probablemente los más felices de nuestras vidas, así lo aseguran numerosos estudios.

Durante estos años dorados alcanzarás tus metas y expectativas de vidas, tanto económicas, sociales, profesionales como amorosas pues afianzarán tu relación con esa persona especial en tu vida. Todos estos factores influyen además en la fogosidad que puedes llegar a disfrutar a puerta cerrada con tu pareja.

En contraste con otros años, muchos aseguran que esta es realmente la mejor etapa amorosa de la vida en sí.

La difícil etapa de los 41 a 55 años:

Lo más difícil de esta etapa es presenciar como tu vida sexual disminuye drásticamente, ya sea por razones naturales o no, es un gran golpe emocional, pues impacta enormemente la vida en pareja. Por esta razón, estadísticamente, este es el periodo donde se cometen el mayor número de infidelidades a nivel mundial.

La pareja debe enfrentar numerosas situaciones naturales, tales como, la menopausia en la mujer y la disfunción eréctil en el hombre. No óbstate, si bien puede que se vean como obstáculos en el camino, estos desafíos pueden llegar a unir a la pareja como nunca nada lo hizo antes.

La anhelada Tercera edad:

Finalmente, llegamos a la tercera edad, etapa que se caracteriza por fortalecer aún más las parejas pues luego de superar todas las pruebas anteriores no hay nada que los puedan separar.

Renace en las personas ese sentimiento de amor puro e inocente de la adolescencia y en la privacidad de su hogar y una confianza sin límites, reviven sus momentos dorados y gustos más personales.

Son los años más bonitos, se trata de disfrutar con tu pareja tanto como se pueda pues son el uno para el otro hasta el final.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR