Descubre lo que esconde la Torrel Eiffel en lo más alto

Descubre lo que esconde la Torrel Eiffel en lo más alto145Shares

En 1890, un año después de que la Torre Eiffel se abriera como la pieza central de la Exposición Universal de París, el escritor Henri Girard declaró que Gustave Eiffel, el arquitecto creador de la emblemática estrucutra, se había convertido en “el objeto de la envidia en general entre los habitantes de París”. Esta envidia, según Girard, no fue inspirada por la fama que había acumulado Eiffel, o por la fortuna que la torre le reportó, sino más bien por una característica de diseño único que había incluido en la torre. Eiffel había instalado un apartamento privado en la cumbre de su colosal torre al que sólo él tenía acceso.

La torre se ve desde la mayoría de los lugares de París

A diferencia del resto de la torre, el apartamento no destacó por la modernidad de hierro forjado y su destreza tecnológica. Más bien, fue decorado en el “estilo” de los científicos, según Girard, llenádolo de armarios y mesas de madera, sofás de terciopelo, y papel de pared digno de cualquier casa burguesa. Sin embargo, a pesar de su aspecto particular, muchísimas personas -escribió Girard- han querido compartir el nido del ingeniero eminente. -Continua- Ha recibido innumerables cartas ofreciéndole una pequeña fortuna para alquilarlo por la noche, pero siempre se ha negado.

Se sube a ella en ascensores desde “sus patas”

Su tamaño es impresionante

Conforme vas ascendiendo a cada uno de sus pisos te apoximas más al lugar secreto que su creador se construyó

Ya queda menos…

Y este es el preciado aparatamento

Su decoración es la original, y se ha recreado con las figuras de Gustav y Edisson

Las vistas quitan el hipo, pero sin duda son las mejores de todo París

Pero ¿cuál fué el atractivo de este refugio en lo alto de la torre? Girard reflexionó sobre las ventajas que tal vivienda podrían ofrecer a un hombre como Eiffel, “lejos de los ruidos y del sufrimiento humano.” “En el día”, escribió, “puede mirar hacia el exterior y admirar los esplendores de París… Por la noche, entre las nubes, aliviado por el cantar del viento, duerme con la luz de las estrellas eternamente vigilantes.”

Es tentador pensar que este apartamento es una parcela en el paraiso. Pero visto desde otra perspectiva la instalación es una morada azotada por el frío viento constante a 300 metros del suelo, superó claramente los límites de banal.

La Torre Eiffel fue el epicentro de una constelación de sueños: los avances tecnológicos, la modernidad y el prestigio nacional. De hecho, la metáfora del sueño podría proporcionar un enfoque más apropiado para interpretar un espacio tan irracional. ¿Qué sueños, motivaciones y aspiraciones inspiraron a Eiffel para construir en lo alto de su torre un apartamentos?. No lo sabemos, pero yo hubiera hecho lo mismo…

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR