¡Desesperada esta Perrita Salta por su Vida! No volverá a ser la misma.

¡Desesperada esta Perrita Salta por su Vida! No volverá a ser la misma.27Shares

Los animales callejeros siempre nos rompen el corazón. Así sea que sean callejeros o abandonados por sus dueños es devastador ver las condiciones en muchos de estos animales vivien. Sin poder cuidarse por sí mismos, normalmente terminan con parásitos y enfermedades que harán que fallezcan sin el cuidado apropiado. Esta perrita, a pesar de tener una vida difícil ya que fue olvidada por la sociedad, aún mantiene un dulce carácter que le permitió tener una segunda oportunidad de vida, gracias a un extraño que decidió adoptarla. No creerás su transformación.

Esta perrita ha estado toda su vida vagando por las calles buscando comida y refugio.

Estaba cláramente desnutrida y tenía parásitos en su piel. Su pelaje se había caído casi del todo y estaba cubierta de quemadas y heridas.

Una familia la vió al lado de la calle y sabían que necesitaba ayuda. A pesar de haber sido abusada, la perrita confió plenamente para subirse al carro. La llamaron Kelsey y desde ese momento, su vida cambiaría para siempre.

A pesar de haber tenido una vida tan dura, Kelsey se mantenía dulce y gentil. Sus ojos mostraban gratitud por la ayuda que estaba recibiendo.

Bastante por debajo del peso normal y cubierta de heridas, pudo comer y beber mientras los doctores llegaban para auxiliarla.

Esta pequeá perrita confió en los doctores y se acurrucó entre las cobijas, después de tomar un baño probablemnte sientiendo un nivel de confort que nunca había experimentado.

A pesar de haber tenido una vida tan dura, y haber enfrentado una difícil recuperación, esta dulce perrita sólo mostraba amor.

Poco después de encontrar su familia, pudo disfrutar de una buena sombra y el suave gramaje.

Aprendió acerca de la alegría que brinda la amistad con otros animales. Antes tenía que luchar para conseguir comida o correr del peligro. Ahora, encontró un buen amigo con el que jugar.

Poco a poco se fue acercando a tener un tamaño y peso saludable.

Eventualmente su piel sano, y creció nuevamente su bello pelaje blanco.

Kelsey comenzó a disfrutar las comodidades del hogar: una suave cama, siestas por la tarde y de muy buena comida por lo que podemos ver.

Ahora, este perro no luce como un perro abandonado que fue rescatado de la calle hace poco tiempo.

Gracias a una familia muy especial, Kelsey ahora tiene un nuevo contrato de vida y está disfrutando cada minuto de el.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR