Después de pasar por la peor experiencia con su bebé, deciden advertir a todos los padres para que no cometan el mismo error.

Después de pasar por la peor experiencia con su bebé, deciden advertir a todos los padres para que no cometan el mismo error.2Shares

Luego de su terrible perdida que tuvo lugar en el jardín de niños, la familia Dodd y otro grupo de padres que han pasado por la misma situación, se han unido para dar a conocer la asfixia postural en bebés y niños de hasta 2 años.

Lo que ellos esperan es que algo tan desgarrador no suceda en otras familias, pues es un problema que puede evitarse si toman las debidas precauciones.

Conozcamos más de su historia...

El en que Derek y Ali Dood dejaron a Shepard su hijo menor, para que lo cuidaran en la guardería, no tenían razones para preocuparse de si estaba siendo bien cuidado, pero un terrible error cambió sus vidad para siempre.

Desafortunadamente ese día, uno de los cuidadores del lugar colocó al bebe en su silla de seguridad en lugar de ponerlo en la cuna para que durmiera. Pero cuando regresó dos horas más tarde, el bebé tenía la piel de color azul. Llamó al 911 de inmediato, pero no se pudo hacer nada. Shepard ya había fallecido.

Un asesino que llega en silencio...

La mayoría de las personas ignoran que los bebés y también los adultos, puedan morir a causa de una mala postura.

Lo que se conoce como asfixia postural, es un tipo de ahogamiento que es producida debido a la obstrucción de las vías aéreas, lo que nos impide respirar de manera correcta.

Las personas que tienen dificultades motrices como enfermos convalecientes o con parálisis, ancianos, personas con pérdida de consciencia y bebés pueden sufrir este tipo de asfixia. 

Durante el año muchos bebés pierden la vida como consecuencia de asfixia postural y a pesar de que muchos padres han escuchado hablar sobre el tema, gran parte de la población ignora este problema.

Los padres del pequeño Shepard quedaron inconsolables luego de la muerte de su amado hijo, pero se llenado de fuerza para hacer llegar su historia a otras personas con el fin de evitar que ocurran este tipo de tragedias.

Muchos los apoyan.

Muchas de las familias que han sido afectadas con situaciones similares, han acudido al llamado de la familia Dodd para denunciar la poca información con la que se cuenta sobre la asfixia postural, una de estas personas es Jennifer Albright.

Su hija Emily, también fue victima de asfixia postural mientras estaba en su silla de seguridad y su madre se encontraba haciendo las tareas domésticas.

“Estaba atenta, estaba sana y tranquila, no imaginé que se estaba axfisiando y no reconocí los síntomas hasta que fue tarde. Aún no he podido perdonármelo, pero cualquier padre puede cometer el mismo error si no es informado”.

No hay mejor manera de prevenir accidentes que estar informado.

Cuando un bebé se sienta en una sillita, su peso cae sobre sí mismo. Esta posición que usualmente adoptan los bebés, debe ser corregida, o de lo contrario podría sufrir una asfixia.

La cabeza es más pesada que sus músculos, lo que hace que no puedan sostenerse erguidos, y sus vías aéreas se van comprimiendo poco a poco.

Esta es la razón por la que las sillitas de seguridad traen cinturones que sostienen al bebé desde los hombros hasta el abdomen. La función de estas cintas no es simplemente impedir que el bebé caiga al suelo, sino impedir la asfixia.

Además las cintas de seguridad homologadas ayudan a corregir la postura, pegando los hombros del bebe al respaldo al mismo tiempo que impide que su peso comprima sus pulmones.

De igual manera, colocar de manera incorrecta las cintas y los cierres de seguridad, puede implicar riegos fatales.

Se espera que el triste fallecimiento del pequeño Shepard y la campaña informativa preparada por la familia Dodd, sean suficientes para llevar al mínimo los casos de infantes que fallecen como consecuencia de este poco conocido tipo de asfixia.

Si te dejan la gran responsabilidad de cuidar a un menor, sumado a los muchos cuidados que debes tener, debes recordar abrochar correctamente los mecanismos de seguridad homologados que traiga la silla o el coche. Tampoco lo sientes en sofás, camas, o similares, ya que aunque parezcan muy cómodos, no están hecho para corregir su postura.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR