Di adiós al dolor de pies por el calzado gracias a estos sencillos trucos y consejos

Di adiós al dolor de pies por el calzado gracias a estos sencillos trucos y consejos196Shares

Hace miles de años que el ser humano dejó de caminar descalzo y comenzó a usar, sandalias, botas y zapatos para proteger sus pies.

Sin embargo, en los últimos años, con la popularización de la moda low-cost, el calzado ha perdido su calidad y en vez de protegernos, en muchas ocasiones, son los causantes de nuestro dolor de pies y espalda.

Usar zapatos no debería ser una tortura, por eso os traemos 20 trucos y consejos para hacer vuestro calzado más cómodo, limpio y seguro para vuestros pies.

1. Forra tus sandalias con tela de algodón para evitar rozaduras.

2. Araña con papel de lija de grano grueso las suelas de tus zapatos viejos para evitar resbalones.

3. Ata tus dedos.

Puede parecer raro, pero si atas tus dedos con esparadrapo, tus zapatos de tacón serán más cómodos y no te harán daño. Es importante que no aprietes mucho el esparadrapo para asegurar una buena circulación.

4. Talco para zapatos que rechina.

Añade talco debajo de la plantilla del zapato para que dejen de rechinar.

5. Desodorante en barra para prevenir ampollas.

Si aplicas un poco de desodorante en barra sobre las zonas de tu piel que corren el riesgo de sufrir una rozadura, evitaras la fricción y no te saldrán ampollas.

6. Puedes cambiar tu misma las tapas del tacón, ya que ahora se venden en grandes superficies.

7. Haz tus propias plantillas a medida, recortando las plantillas genéricas para tus zapatos.

8. Coloca bolsas de té para eliminar los malos olores de tus zapatos.

9. Usa tacones cortos. Es más fácil caminar con ellos y podrás usarlos más tiempo con menos dolor.

10. Ensancha tus zapatos con un poco de hielo.

Si tus zapatos te quedan pequeños, puedes ensancharlos colocando en su interior una bolsa con agua. Después introducidos en el congelador, cuando el agua se hiele, aumentara su volumen y ensanchará tu calzado.

11. Compra protectores de silicona para evitar los roces y las ampollas.

12. Ensancha tus zapatos.

Si tus zapatos te aprieta, puedes agrandarlos así. Colócate unos calcetines gordos y ponte los zapatos y caliéntalos con un secador. Se volverán más moldeables y cuando se enfríen habrán ensanchado.

13. Repara la zona desgastada de tus zapatillas de deporte con un poco de tela para evitar que tus pies sufran.

14. Los arcos de gel evitarán que tus dedos sufran con el impacto que produce caminar con tacón.

15. Impermeabiliza tu calzado de tela.

Frota cera de abeja por toda su superficie. Después aplícales calor con un secado y déjalos reposar.

16. Compra zapatos por las tardes, los pies cansados pueden aumentar hasta media talla y así nos aseguraremos de escoger siempre la talla correcta.

17. Utiliza baños caliente con infusión de manzanilla para calmar tus pies doloridos.

18. Si vas a pasar todo un día con tacones, toma descansos, siéntate y/o cambia tu calzado un par de veces.

19. Los zapatos de tacón con correas mejorarán tu estabilidad.

20. Cambia la forma en la que colocas los cordones de tus zapatos, así tus pies sentirán menos presión y estarán más cómodos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR