El mundo mágico está de luto: el actor Alan Rickman murió de cáncer a los 69 años

El mundo mágico está de luto: el actor Alan Rickman murió de cáncer a los 69 años0Shares

El cine acaba de perder una gran estrella luego de que el actor británico Alan Rickman falleciera a los 69 años. Famoso por interpretar al profesor Severus Snape en la saga de Harry Potter, perdió la vida por culpa de un cáncer el jueves 14 de enero de 2016 según reconoció su familia a los medios. Rickman también tuvo otras memorables actuaciones como el villano Hans Gruber en Duro de Matar o su participación en la comedia romántica Love Actually.

Su último trabajo fue ser la voz de la Oruga Azul en Alice Through the Looking Glass (2016), la última versión de Alicia en en el País de las Maravillas. Sus mayores logros fueron ganar un Globo de Oro y un premio Emmy por su actuación en la serie de T.V. Rasputin.

Sus compañeros de trabajo en la saga de Harry Potter, como Daniel Radcliff y Emma Watson, escribieron mensajes en su honor.

Estoy muy triste tras oír sobre Alan hoy. Me siento muy afortunada de haber trabajado y pasado tiempo con un hombre y actor tan especial. Extrañaré nuestras conversaciones. Descansa en paz Alan. Te amamos.

“Alan Rickman es y será, sin duda, uno de los mejores actores con los que trabajaré. Él es también, una de las personas más comprensivas y leales que he conocido en la industria cinematográfica. Fue muy alentador tanto en el set como en los años post-Potter. Estoy bastante seguro de que él fue y vio todo lo que he hecho en el escenario, tanto en Londres y Nueva York. No tenía que hacerlo. Sé que otras personas han entablado amistad con él durante mucho, mucho más tiempo que yo y todos dicen “si llamas a Alan, no importa en qué parte del mundo esté o que tan ocupado esté con lo que esté haciendo, él se pondrá en contacto contigo dentro de un día”.

La gente crea percepciones de los actores sobre la base de los papeles que tomaron por lo que podría sorprender a algunas personas saber que, contrariamente a algunos de los más severos (o francamente aterradores) personajes que interpretó, Alan fue extremadamente amable, generoso, autocrítico y divertido. Y ciertas cosas, obviamente, se hicieron aún más divertidas cuando se entregaron en su inconfundible contrabajo.

Como actor fue uno de los primeros de los adultos en Potter que me trató como un compañero más que un niño. Trabajar con él a una edad tan formativa fue increíblemente importante y voy a llevar las lecciones que me enseñó por el resto de mi vida y carrera. Platós y escenarios de teatro estarán mucho más pobres por la pérdida de este gran actor y hombre”.

La escritora de los libros, J.K. Rowling también le dejó un lindo tweet:

“No hay palabras para expresar lo conmocionada y devastada que estoy de escuchar acerca de la muerte de Alan Rickman. Él fue un magnífico actor y un hombre maravilloso”

Apenas se supo la noticia los fanáticos de Harry Potter comenzaron a homenajearlo en las redes sociales:

El actor marcó a cientos de jóvenes por un personaje en Harry Potter que comenzó siendo muy odiado y luego terminó ganándose los corazones de todos.

Incluso esta hermosa aunque desgarradora teoría sobre las primeras palabras de Snape hacia Harry Potter hicieron mucho sentido:

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR