El Origen Macabro Y Espeluznante del Día de la Mujer Por el Que No lo Deberíamos Celebrarlo

El Origen Macabro Y Espeluznante del Día de la Mujer Por el Que No lo Deberíamos Celebrarlo677Shares

Hace poco fue el día internacional de la mujer, que todos festejamos con paseos, noches especiales, salidas al cine, cenas y regalos. Por consenso internacional, todo le mundo ve este día como un motivo para celebrar y honrar ala mujer. No obstante, la verdadera razón de esta festividad es bastante aterradora, y al conocerla, sabrás que no hay ningún motivo para celebrar, pues solo hay que bendecir la escasa libertar y el poco respeto que han logrado obtener las mujeres en los últimos tiempos.

Por lo que todos los 8 de marzo no es el don de ser mujer lo que se festeja, sino la terrible lucha de 146 trabajadoras que murieron haciendo valer sus derechos.

Todo comenzó en el año de 1911, cuando las obreras de una compañía textil neoyorquina empezaron a demandar sus derechos dentro de la compañía. Entre ellos estaba, que tuviesen un horario especial para alimentarse, que se mejoraran sus condiciones sanitarias y laborales, que se les permitiera tener un horario de trabajo igual al de los hombres, que pudiesen aspirar a cargos administrativos, y demás derechos básicos. La reacción de los propietarios de la empresa no fue la más pacífica...

Las mujeres empezaron a reclamar estos derechos, de la misma forma en que muchas organizaciones feministas de Francia, Dinamarca, Alemania y otros países de Europa lo estaban haciendo, al luchar por el derecho a votar y a ocupar cargos públicos. Tales batallas fueron tan ruidosas como para hacer eco hasta la fábrica neoyorquina.

En el momento en que las mujeres le exigieron a los propietarios de la compañía lo que deseaban, estos se burlaron de ellas y las tomaron por desquiciadas... Jamás les otorgarían sus derechos por más que se los merecieran. Jamás tendrían derecho a faltar por enfermedad o embarazo, ni pensión ni seguridad social...

Entonces las trabajadoras tomaron la decisión de protestar y batallar para tratar de obtener sus derechos, pero utuvo lugar un incendio en la fábrica sin ninguna causa aparente, y como se trataba de una industria textil, el fuego se esparció muy rápido gracias los materiales sumamente inflamables con los que allí se trabajaba.

Cuando ellas decidieron irse en huelga y hacer la lucha más fuerte y presionar para conseguir sus derechos laborales, un incendio inexplicable apareció en la fábrica… Era una fábrica dedicada a la ropa, por lo que los productos altamente inflamables con los que se trabajaba, esparcieron las llamas en segundos…

Las pobres trabajadoras quisieron escapar del edificio, pero todas los accesos y salidas estaban cerrados, incluso las ventanas, y en vez de oxígeno, era humo lo que respiraban. Por lo que fallecieron poco a poco 146 valientes mujeres ese trágico día, unas por asfixia o por quemaduras, y otras tomaron la decisión de quitarse la vida antes para no morir dolorosamente.

Al llevarse a cabo las investigaciones, se le hizo la pregunta a los propietarios de por qué estaban sellados todos los accesos y salidas de la fábrica, y estos respondieron que cerraron todas las puertas y ventanas para que ninguna mujer pudiese salir por miedo a que incumplieran su horario de trabajo o se robaran algo. De la misma forma, tampoco hubo certeza a la hora de conocer las causas del incendio, por lo tanto se cree que fueron los mismos propietarios quienes lo provocaron y además cerraron el lugar para que no escaparan las mujeres. Los dueños estaban molestos por las frecuentes huelgas, exigencias y luchas de las trabajadoras, y por eso prefirieron quemarlas vivas a seguirlas teniendo como empleadas. De esta forma se conoce una de las versiones más aceptadas de los hechos para exhortar a las personas a respetar el derecho femenino y a pelear por la igualdad de género.

Afortunadamente, esa trágica muerte no fue en vano, dado que rápidamente se hizo conocida por todos, y los gobiernos de los países uno a uno fueron haciendo presión en las diversas compañías para que les otorgaran los mismos derechos y beneficios de los hombres a las mujeres.

La Organización de las Naciones Unidas, en el año 1975, tomó la decisión de festejar el Día internacional de la mujer, y su asamblea, rememorando la valiente pelea de las 146 mujeres que fallecieron en la fábrica, tomo el día 8 de marzo como el día para recordar que en la actualidad el género femenino puede disfrutar de sus derechos de trabajo, libertad y respeto.

Una vez que aprendiste el horrible origen del día de la mujer, ¿aún piensas que se deban de regalar flores y chocolates en este día?

Encuentra más historias en buenamente.com


Síguenos en Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR