¡Esta Historia Es Increíble! Una Mujer Renuncia A Su Trabajo Y Navega Alrededor Del Mundo Con Su Gato

¡Esta Historia Es Increíble! Una Mujer Renuncia A Su Trabajo Y Navega Alrededor Del Mundo Con Su Gato234Shares

Le presentamos a Liz Clark de 34 años de edad, una autoproclamada pirata que ha estado navegando alrededor del mundo desde 2006, luego de renunciar a su trabajo como bartender en San Diego, California. A Clark se le fue otorgado un bote Cal 40, al cual llamó “Swell”, con la condición que documentaría sus aventuras alrededor del mundo. En 2013 la Capitana Lizzy le dio la bienvenida a bordo a un gatito de 6 meses al que rescató.

“Ella se ha adaptado muy bien a vivir rodeada de agua” comentó Clark . El gato, nombrado Amelia (también amorosamente apodado “Tropicat”), disfruta pescar desde el bote, caminar a la orilla de las playas y escalar. “Ella debe salir de la zona de confort gatuna muy seguido”, añadió Clark, además aclaró que “pero pienso que ella ahora entiende que yo la mantendré a salvo y se divertirá mucho, ella hace que Swell [el yate] se sienta mucho más como un hogar.”

Hasta ahora, Clark ha viajado a lo largo de la costa oeste de México y América Central, y alrededor del sur del Pacifico.

Liz Clark ha estado navegando alrededor del mundo desde el 2006, luego de renunciar a su trabajo como bartender.

Clark se le fue otorgado un bote Cal 40 con la condición que documentaría sus aventuras alrededor del mundo.

En 2013 la Capitana Lizzy le dio la bienvenida a bordo a un gatito de 6 meses al que rescató y llamó Amelia.

El gato salvaje estaba delgado y hambriento pero Clark vio una ella, “un aire de Comandante leona, de despreocupada y brabucona” las cualidades justas que necesitaba la mascota de un pirata.

“Ella se adaptado a vivir rodeada de agua.”

“Ella debe salir de la zona de confort gatuna muy seguido.”

“Pero pienso que ella ahora entiende que yo la mantendré a salvo y se divertirá mucho.”

¡Amelia ama escalar con Clark!

También disfrutan de los placeres del SPA juntas.

¡La necesidad por aventuras del Amelia es igual a la de su dueña!

“Fue aterrador dejar la seguridad de los muelles, de mis amigos y familia.”

“No sabía si sería capaz de ser capitán de un bote tan grande como este y manejar todo lo que implica un viaje como este donde te encuentras fuera de tu zona de confort...”

“… pero sabía que tenía que intentarlo o me arrepentiría para siempre.”

“Cuando me fui no sabía cómo ganaría dinero, porque en realidad no vengo de una familia pudiente, como muchos asumen.”

“Duermo en una colchoneta debajo de las estrellas.”

“Pero me siento rica cuando miro el cielo de la noche y respiras el aire fresco del océano y brinco al océano cada mañana.”

“Ella hace que Swell [el yate] se sienta mucho más como un hogar.”

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR