Estas son las 10 Cosas que tu Hermana Mayor Jamás te Dirá

Estas son las 10 Cosas que tu Hermana Mayor Jamás te Dirá6Shares

Luego de leer esto querrás salir corriendo a abrazarla y quedarte así por siempre.

Sabemos que tener una hermana mayor no es siempre tan bueno y serla tampoco. Ambos casos tienen sus desventajas, por ejemplo si eres el menor tendrás que verte en la obligación de escuchar a todos compararte o que te la pongan como ejemplo a ella todo el tiempo. O si por el contrario tú eres la mayor siempre sentirás esa presión de tener que ser un buen ejemplo para sus hermanos. Y esta situación no es fácil de sobrellevar. Por esta razón queremos contarte algunas cosas que tu hermana mayor jamás de dirá, aunque siempre piense en ello.

1. Para ella las reglas siempre han sido mucho más estrictas

Los padres tienden a ser mucho más estrictos en la crianza del primer hijo, quizás sea porque es una nueva etapa para ellos y quieren hacerlo de la mejor manera posible, pero luego con los siguientes hijos las reglas cambian mucho.

2. Tus padres se encargaron de recordarle siempre que era la MAYOR

Los padres les dan muchas responsabilidades a los hijos mayores, incluyendo que se sientan responsables por sus hermanos menores.

3. Aunque te cueste creerlo, hizo lo mejor que pudo para darte el mejor ejemplo

A los hermanos mayores les gusta que los más pequeños sientan admiración y que vean en ellos un modelo a seguir.

4. Más de una vez fuiste motivo de preocupación para ella

No sólo en esas ocasiones en que tomaste algo de ella sin su permiso, sino también todas las veces que intentó aconsejarte para que no te pasara lo mismo que a ella y tu ni la escuchaste.

5. Fue intermediaria entre tú y tus padres para que no fueran tan duros contigo

Y no lo hizo sólo una vez sino muchas veces. Simplemente porque ella comprendía tu posición mejor que ellos y decidió interceder por ti.

6. Se sentía muy preocupada por ti cuando empezaste a salir

No eran precisamente celos, lo que sentía era un poco de angustia porque ya no eras tan pequeña y seguro llegarían personas a tu vida que podrían lastimarte.

7.  En ocasiones tuvo que ponerte carácter

No era del todo su culpa, esta fue más bien una de las responsabilidades que le dieron tus padres, es cierto que hubiera preferido comportarse más como una amiga que como una segunda madre, pero le tocó ser estricta para ayudarte a aprender muchas cosas de la vida.

8. En todo momento estaba ahí para ayudarte

Sin importar lo que necesitaras ella siempre estaba disponible para ayudarte y apoyarte.

9. Estuvo a tu lado cuando las cosas no te salieron bien.

Era una persona incondicional, estaba contigo en las buenas y en las malas. A ella no le importaba cual fuera el caso sino apoyarte aunque por tus equivocaciones ella saliera lastimada.

10.Hubo momentos en que se sintió confundida

Había tantos roles que ella tenía que cumplir como ser tu maestra, tu protectora, tu amiga y hasta tu madre cuando esta no estaba en casa, que por momentos se le olvidó su papel de hermana.

Y ahora que conoces mucho más de lo que ella ha hecho por ti, relájate y abrázala fuerte.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR