Este chico escribió una carta a sus padres antes de suicidarse y ahora ellos quieren mostrarle al mundo su historia.

Este chico escribió una carta a sus padres antes de suicidarse y ahora ellos quieren mostrarle al mundo su historia.394Shares

Daniel Joseph Fitzpatrick le dio fin a su vida pocas semanas antes de su cumpleaños número 14. Su hermana mayor Kristen, de 17 años, lo encontró colgado con su cinturón el 11 de agosto. Sus padres, Maureen y Daniel, estaban destrozados con tanto dolor, pero a pesar de esto tenían la necesidad de compartir esta importante y desgarradora historia. Daniel había estado siendo acosado en la escuela hasta que llegó al punto en que no vio otra salida.

El chico escribió una carta de varias páginas explicando las razones de su suicidio, y sus padres decidieron publicarla. Él cuenta cómo sus compañeros del sexto grado, quienes fueron sus amigos en su instituto católico se volvieron, de la noche a la mañana en su contra y cómo le hicieron la vida imposible día tras día:

"... Anthony me atacaba. Me agredía constantemente junto con John, Marco, Jose y Jack, hasta que un día me di de golpes con Anthony, y todos dejaron de molestarme, excepto John, que estaba furioso... Terminé peleando con John y me rompió el dedo meñique". Daniel, a quien también llamaban Danny, escribió que se burlaban de su peso, sus notas, y decían que no era tan "fuerte" como los otros chicos. "Me rindo. Los profesores tampoco han hecho NADA".

"Escribo esta carta para contarles sobre mi experiencia en la academia católica Santo Angel. 

Al principio todo estaba bien, tenía muchos amigos y todo era genial, pero me mude y cuando regresé todo era diferente. Mis viejos amigos habían cambiado, ellos no me hablaban, ni siquiera les caía bien. Llegó el 6to grado y Anthony mi amigo repitió el año y yo también. Pero Anthony se desquitó conmigo. Se burló de mi junto con John, Marco, Jose y Jack, y lo hacían constantemente, hasta que un día me di de golpes con Anthony, y todos dejaron de molestarme, excepto John, que estaba furioso. Terminé peleando con John y me rompió el dedo meñique y él se metió en muchos problemas por mí..."

"La historia de mi hijo está a disposición del mundo y para que el mundo conozca el dolor que estamos padeciendo", dijo el padre de Daniel con un nudo en la garganta que no lo dejaba hablar en un vídeo de 18 minutos que publicó en Facebook. "Ningún niño debe pasar por todo lo que mi hijo sufrió". En esta triste grabación, él explica que se dirigió al director de la escuela en compañía de su esposa y sintieron que allí no se tomaron muy en serio sus preocupaciones al denunciar los problemas de Daniel. "Todo lo que recibí y lo que ÉL recibió fue un 'Daniel estará bien. ¿Está en terapia? Tienes que seguir adelante, Danny. Estas cosas llegarán a su fin'".
El padre de Danny también visitó a los padres de los chicos que Danny mencionó en su carta: "Ustedes tendrán a su lado a sus hijos todas las noches y todos los días por el resto de sus vidas y la de sus hijos. Yo no tendré a mi hijo nunca más. Sus pequeños monstruos me lo arrebataron. También a su madre y a sus hermanas. Danny era una pequeña, dulce y amable alma. No tenía maldad en su corazón... Solo quiero escucharlo decir 'buenos días, papá' una vez más de esa forma, y poder responderle 'buenos, días' y 'te quiero', como lo hacía todos los días".

Ahogados en el dolor, la familia de Daniel Fitzgerald esperan que su decisión de publicar esta historia produzca más interés en el tema del acoso escolar y sus peligrosas consecuencias. Nada traerá de vuelta al chico de 13 años, pero las personas pueden hacer algo para apoyar a otros que ahora son víctimas de acoso escolar. Quizá, se puedan salvar a otros niños de un trágico desenlace.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR