Este hombre le ha dado sepultura a más de 10 mil bebés, y lo que hizo con sus cuerpos ha sido noticia mundial.

Este hombre le ha dado sepultura a más de 10 mil bebés, y lo que hizo con sus cuerpos ha sido noticia mundial.133Shares

Su nombre es Tong Phuoc, y es de la India, él ha tocado los corazones de millones de personas en todo el mundo con sus acciones generosas. A continuación te hablaremos sobre las pruebas de que la humanidad aún existe en este planeta.

Hace 15 años, Tong fue junto con su esposa a un hospital, ya que ella estaba embarazada. Tong pudo ver que allí había una habitación a la que muchas mujeres embarazadas entraban y luego salían tristes y sin su bebé en brazos.

Luego de entrevistar al personal del hospital, Tong se enteró de lo que hacían en ese lugar y terminó con el corazón destrozado. Esa era la sala del hospital en la que se practicaban los abortos.

En ese momento, Tong estaba muy sensible, ya que su primer hijo acababa de nacer, así que no podía comprender las razones que llevaban a esas personas a la decisión de abortar a un ser tan maravilloso.

Allí fue cuando Tong tomó la decisión de hacer un acto bondadoso. Le pidió permiso a las autoridades de hospital para llevarse los cuerpos fallecidos de los bebés, y así poder darles un entierro digno.

Tong tomó todos sus ahorros para comprar un terreno cerca de una montaña. Allí construyó el cementerio en el que reposarían los restos de todos los bebés abandonados en el hospital.

Como ya imaginarán, su esposa y amigos no comprendían lo que había llevado a Tong a comprometerse tanto con esta causa, pero al pasar un tiempo, todos entendieron lo que esto significaba para él y acompañaron a Tong a cumplir con este heroico y compasivo acto de humanidad.

Ya han pasado muchos años y más de 10,000 cuerpos de bebé han sido enterrados en este cementerio. Tong está seguro de que en su cementerio no hay tristeza, y que allí descansan en paz las almas inocentes de aquellos pequeños que por razones que desconocemos, no llegaron a conocer este mundo.

Allí también se han enterrado miles de bebés cuyas madres no tenían los recursos necesarios para darles una adecuada sepultura a sus difuntos hijos; pero, la historia no termina aquí.

Dos años después, Tong fundó un orfanato en el que crió y dio educación a niños de mujeres en situaciones de peligro o de riesgo. Lo hizo de manera temporal, con el fin de que sus madres tuvieran la oportunidad de estabilizarse económicamente y así poder brindarle un mejor hogar a sus hijos.

Tong jamás habría pensado que dedicaría su vida entera al cuidado de los niños de su país, y que le brindaría a muchas madres el apoyo que no han conseguido con el gobierno, y pues lo que comenzó como un cementerio para bebés, terminó siendo uno de los mejores orfanatos en la India.

Hoy en día, en su orfanato se atienden a más de 150 niños. Los habitantes vecinos revelan que Tong trata a todos los niños como si fueran suyos.

No sólo les da comida, un hogar y ropa, también los enseña a leer y a sobre matemáticas, además de darles clases de historia y geografía.

Tong comenta que lo que más anhela es que todos estos niños que han crecido en su orfanato, conserven la bondad, para que en el futuro, ayuden a otros niños en la misma situación.

Definitivamente este mundo necesita más personas como Tong. Seres humanos comprometidos a luchar por el futuro de los más indefensos, los niños que serán los adultos del mañana.

Nuestro deseo es que te sientas inspirado a través de esta historia. No olvides que tú puedes marcar la diferencia que el mundo necesita.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR