Este niño de dos años fue rescatado luego que su familia quiso dejarlo morir “porque era un brujo”

Este niño de dos años fue rescatado luego que su familia quiso dejarlo morir “porque era un brujo”978Shares

Momentos desgarradores vivió una empleada de caridad cuando encontró a un niño nigeriano desnudo, muriendo de hambre y vagando por las calles, después de haber sido dado por muerto por su familia porque pensaron que era un brujo. En una fotografía que ha recorrido Internet, la trabajadora aparece dándole agua al pequeño de dos años de edad.

El niño, que ahora fue llamado ‘Hope’ (Esperanza) apareció demacrado y lleno de gusanos tras ser obligado a vivir de las sobras arrojadas por los transeúntes durante ocho meses.

Finalmente fue rescatado al ser descubierto por Anja Ringgren Loven, una mujer danesa que vive en África. Después de darle agua de una botella, el niño se desorientó y lo cubrieron con una manta para llevarlo al hospital más cercano en búsqueda de tratamiento.

Loven es la fundadora de la Fundación para la Educación y Desarrollo de Niños de África, que se creó hace tres años para ayudar a los niños que han sido etiquetados como brujos y por lo tanto son descuidados e incluso asesinados por los miembros de su comunidad.

Hope llegó al hospital y se le dio medicamento para eliminar los gusanos de su vientre. También le aplicaron transfusiones de sangre diarias para incorporar más células rojas en su cuerpo, dijo Loven.

“La condición Hope es estable ahora. Está comiendo por sí solo y responde a la medicina que le dan… Es un chico fuerte”.

Anja dice que Hope incluso ya puede jugar y lo probó con una serie de fotografías que muestran la evolución del chico.

“Yo no sé cómo describirlo en palabras. Esto es lo que hace la vida más bella y valiosa y por lo tanto voy a dejar que las imágenes hablan por sí mismas”.

Al pedir donaciones a través de su página de Facebook para las costosas cuentas médicas de Hope, ella no pensó que iba a tener tan gran respuesta. Solo dos días después ella recibió 1 millón de dólares de personas alrededor del mundo.

“Con todo el dinero, podemos, además de darle a Hope el mejor tratamiento, también construir una clínica y salvar a muchos más niños de la tortura”.

-Loven-

Anja dirige un centro donde los niños que ella salva reciben tratamiento médico, comida y estudios. Ella y su esposo David Emmanuel Umem empezaron a construirlo el pasado enero.

Dentro de la página de Facebook de la fundación aparecen grandes historias de niños rescatados y que ahora viven más felices y en compañía de grandes personas. Al ver los videos de los pequeños sonriendo y jugando, puedo apostar que ellos van a crecer siendo grandes seres humanos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR