Esto es lo que sucede en las escuelas mexicanas cuando el maestro está ausente.

Esto es lo que sucede en las escuelas mexicanas cuando el maestro está ausente.1Shares

¿A qué estudiante no le causa un gran alivio que el maestro salga del salón de clases? En ese momento es como si pudieras liberarte de una gran carga o algo que no te dejaba respirar libremente. Definitivamente se siente muy bien y la mayoría de los alumnos suelta todo lo que tenga en sus manos en cuanto el maestro pone un pie fuera del salón, para proceder a ponerse cómodos en el asiento.

Si no has sentido esto aún, entonces ¿Qué has hecho en la escuela?

Parece que cuando el maestro sale, a los alumnos se les envía un mensaje que dice: es hora de hacer todo lo que se considere prohibido en este recinto educativo. Y es así como esos cortos momentos de libertad pasan a ser lo mejor del día en la escuela. Tienes permiso de comer golosinas, puedes copiarte la tarea de un amigo, lanzar papeles o preparar alguna broma pesada para el maestro. ¡Esto es peor que una prisión sin vigilancia! Pues nadie sabe lo que puede pasar...

Estas 8 cosas resumen lo que sucede en las escuelas mexicanas cuando el maestro está ausente...

1. Hoy mejor veo la tele y mañana copio la tarea en el salón...

Incluso al más aplicado del salón se le ha olvidado hacer la tarea y cuando la recuerda ya es muy tarde en la noche así que dice: No importa mañana tendré tiempo de hacerla en el salón ¿Te ha pasado?

2. Aprendes a darle uso a las hojas usadas...

Y así es como todos aprendemos el arte del origami empezando por hacer los famosos avioncitos de papel...

3. Polo Polo te queda corto

El profe salió y tal parece que te dan cuerda y nadie puede detenerte, la idea es decir la mayor cantidad de groserías que te sepas. Y si es en voz alta mucho mejor. Al fin de cuentas no hay nadie que pueda castigarte por esto.

4. Le escondes algo al profe...

Aprovechas el tiempo que tienes para esconderle algo al maestro. Puede ser cualquiera de los objetos que necesita para la clase: borrador, marcador o algún libro que tenga sobre su escritorio. La idea es que cuando llegue, sigamos sin hacer nada.

5. ¡Tiempo para video juegos!

Este es el mejor momento para chequear tus redes sociales y postear lo bien que te la estas pasando. “Relajada en la escuela” , “Aquí portándonos bien, mientras el profe no está” y cosas así. Además puedes avanzar niveles en tu juego favorito.

6. Tiempo de ponerse románticos

No importa si no es mucho tiempo. Con tal puedas tener unos minutos de acción con la chica o el chico que te gusta.

7. La técnica del acordeón.

Si el profe sale del salón antes de aplicar un examen, entonces estás de suerte… Ya que tienes chance de acomodar bien tus acordeones y preguntar al cerebrito del salón si todo está bien o si te falta algo.

8. Chicas al ataque...

Así como lo lees, una vez que el profe sale las niñas se alborotan. Se toman fotos muy atrevidas con sus celulares con el fin de llamar la atención de los chicos.

Y en fin, esto es solo una muestra de lo que pasa en un salón sin supervisión. ¿Qué te parece?

¿Qué fue lo peor que hiciste mientras tu maestro no estaba?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR