Existe una buena razón para no tocar a este perro, y debes de conocerla

Existe una buena razón para no tocar a este perro, y debes de conocerla409Shares

En otras ocasiones hemos hablado del extraordinario trabajo que realizan los perros de asistencia, y el vínculo tan especial que existe entre estos y sus dueños.

Como ya sabrás, existen diferentes tipos de perros de asistencia en función de las necesidades del paciente. Así pues tenemos perros entrenados para ayudar a personas con problemas sensoriales (invidentes, sordos), personas con dificultades motrices (por ejemplo paraplejia, esclerosis múltiple, distrofias) y mentales.

Estos últimos, han sido entrenados para auxiliar y predecir los ataques epilépticos, siendo capaces de alertar a sus dueños para que busquen un lugar seguro y tomen la medicación. Su trabajo no acaba aquí, pues una vez iniciado el ataque, continúan cuidando de sus dueños hasta que la crisis es superada.

Estos maravillosos perros han cambiado la vida de miles de personas epilépticas y, a menudo, marcan la diferencia entre una crisis sin incidencias y accidente mortal.

Normalmente la gente olvida que no son simples mascotas y, sin pretenderlo, crean una situación de riesgo que puede resultar fatal. Por ello, Hailey Ashmore y su perro Flynn han compartido su historia en internet, para informar acerca de las precauciones que hay que seguir con estos animales tan importantes.

Estos de aquí son Hailey y su perro de asistencia, Flynn.

Llevan juntos desde que Flynn era un cachorro.

Y sienten un profundo amor el uno por el otro.

Hailey padece diversos problemas médicos, como alergias graves, asma y epilepsia.

Ahí es donde Flynn entra en juego, pues puede sentir con antelación, el momento en el Hailey va a sufrir un ataque. Con unos 15 minutos de antelación, Flynn avisa a su compañera para que acuda a un lugar seguro, tome la medicación y se tumbe a la espera de que todo pase.

Un día, mientras que Hailey visitaba en el trabajo a su padre, un compañero comenzó a jugar con Flynn.

Desoyendo todas las advertencias y la señal de STOP que lleva Flynn, el compañero comenzó a jugar con el perro. Distraído de su tarea, Flynn se abandonó al juego y al regresar con su dueña, detectó que un ataque se acercaba.

Normalmente Flynn avisa a su dueña con unos 15 minutos de antelación, pero esta vez el margen de tiempo era mucho más pequeño. Sin ser consciente de que el perro había estado distraído, Hailey procedió como de costumbre, pero el ataque llegó de repente.

Hailey cayó al suelo y se golpeó fuerte en la cara. Las convulsiones y el roce contra la alfombra le provocaron diferentes quemaduras.

Al indagar sobre lo sucedido, Hailey decidió explicar la función que cumplen estos perros de asistencia en Instagram, dónde publicó este mensaje:

“Mi perro de asistencia es mi seguro de vida. No digo si eso es lindo o no, pero el me ayuda a mantenerme con vida. Si se distrae puedo herirme o morir.

No acaricie a los perros de asistencia. No les llame, hable o juegue con ellos. Y por supuesto, no se burle de ellos. Gracias”

Debemos por tanto reprimir nuestro impulso de jugar con uno de estos perros, pues estaríamos poniendo en peligro la vida de su dueño y paciente. No los distraiga, y solo se acerque a ellos si su dueño es consciente de la situación y le da permiso.

Pasa esta información a tus contactos para evitar este tipo de accidentes.

Fuente: Wimp.com

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR