Fernando Alonso, con suerte de estar vivo luego de aparatoso choque en F1 a 200 MPH

Fernando Alonso, con suerte de estar vivo luego de aparatoso choque en F1 a 200 MPH193Shares

El Gran Premio de Australia presentó uno de los peores choques que jamás se han visto en Fórmula Uno e, increíblemente, Fernando Alonso salió completamente ileso del destrozo.

Alonso admitió que tiene suerte de estar vivo después del loco choque a 200 MPH, el cual hizo volar a su McLaren lejos de la pista y quedar reducido a escombros.

Según el diario Daily Mail, el neumático derecho de Alonso golpeó ligeramente el Haas de Esteban Gutiérrez mientras iban en la curva 3 de la décimo octava vuelta.

La colisión lanzó el coche del español hacia un obstáculo, destrozándolo, antes de que diera vueltas y echara a volar hacia otro obstáculo a gran velocidad.

Después del choque, Alonso bajó de su vehículo y se abrazó con Gutiérrez, antes de que el dos veces campeón mundial levantara su mano a la multitud, asegurándole a todos que se encontraba bien.

Después de la carrera, Alonso declaró:

Estoy bien, tratando de poner todo en orden de nuevo. Fue un choque escalofriante. Tengo suerte de estar aquí, soy feliz de estar aquí y estoy agradecido de estar aquí, especialmente con la FIA (órgano rector) y con toda la seguridad; probablemente gracias a ellos es que sigo vivo. Perdimos la unidad de poder y el auto porque había mucho daño, pero estoy súper feliz de vivir para contarlo.
Estábamos corriendo, mantuve el rebufo tanto como pude y en el último instante traté de moverme. Es duro, solo puedes ver el alerón trasero. No tienes una vista completa de la pista. Y lo mismo pasa con él. Está defendiéndose y no puede ver lo que el otro hace. Así que ambos estamos felices.
Salí volando, así que vi el cielo, luego el suelo, luego el cielo, luego el suelo. Quieres parar pero no puedes. Sigue y sigue y sigue. Fue bastante aterrador, pero en el último momento el auto se detuvo y tuve un poco de espacio para salir, y pensé: "Saldré rápido porque mi madre lo estará viendo en casa".

Gutiérrez añadió: «Fue un gran alivio saber que él estaba bien. Fue un momento muy alarmante y no fue muy placentero ver cómo quedó su coche.» ¡Yo apuesto a que no!

Todo ese momento fue completamente aterrador y todavía no podemos entender cómo Alonso no salió mucho peor de esto. Claramente, el destino le estaba sonriendo.

Es un recordatorio extremadamente vívido de que, a pesar de lo excitante, la F1 también puede ser increíblemente peligrosa, ya que estos conductores compiten al borde del precipicio a grandes velocidades en cada carrera.

Fernando Alonso admite que «tiene suerte de estar vivo» después de sobrevivir al aparatoso choque a 200 MPH en el Gran Premio de Australia.

Encuentra más historias en buenamente.com


Síguenos en Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR