Ha sido capaz de tallar un tren en la mina de un lápiz, no te pierdas el resto

Ha sido capaz de tallar un tren en la mina de un lápiz, no te pierdas el resto3.3kShares

Si recordáis hace unos meses compartíamos con vosotros la escultura de madera más grande jamás tallada, realizada por Zheng Chunhui, en cuyos 12 metros de largo y 3 de altura está representada, con todo lujo de detalles, una escena típica del festival Qingming, celebrado en China desde hace siglos.

Y es que, cuando nos hablan de una talla, lo más normal es que pensemos en una pieza realizada en madera. De hecho, el proceso de desgaste y pulido de este material es tan antiguo que tuvo su auge durante la Edad Media. Pero, ¿qué me diríais si os cuento que algunos artistas han empezado a tallar lápices?. Es más, no solo tallan el revestimiento de madera de los mismos, sino que también convierten las minas de grafito en verdaderas esculturas en miniatura, capaces de dejar sin habla a cualquiera.

Este es el caso de la artista con sede en Nebraska, EEUU, Cindy Chinn, cuyo minucioso trabajo de artesanía ha sorprendido tanto a artistas, como aficionados del arte de todo el mundo. Veamos unas cuantas fotografías de la pieza en cuestión:

La pieza de Chinn es particularmente ingeniosa, ya que ha sido capaz de transformar el típico lápiz de carpintero en un tren; locomotora, vagones, raíles y túnel incluidos.

Chinn participa anualmente en el concurso de miniaturas, pero este año decidió sorprender con algo distinto y especial. Después de ver a través de internet de lo que eran capaces de hacer algunos artistas con un simple lápiz, Chinn decidió intentarlo.

“Conseguí un lápiz en la tienda y probé con distintas herramientas. La mayoría no eran lo bastante pequeñas para conseguir los detalles que quería. Las mejores fueron una navaja de precisión y la aguja más pequeña que pude encontrar. Usé una lupa de cinco aumentos e iba haciendo micro fotos para comprobar según iba tallando”, cuenta la propia Cindy Chinn a través de su página web, donde también podréis ver otras muchas obras de la misma índole.

Asegura que la pieza total le llevó unas 9 horas en terminarla, 6 para el tren y 3 para el túnel. Contra todo pronóstico, este último le resultó mucho más difícil, ya que la madera del lápiz se astillaba continuamente. Así fue como decidió utilizar un lápiz de grafito de carpintero, del que talló el tren que mide 4,7625 milímetros de alto por 3,175 milímetros en su punto más grueso.

Aunque la talla de Chinn nos ha parecido la más impresionante de todas, no podemos dejar de lado:

La magnificencia de los monumentos de Salavat Fidai

El realismo de los animales de Diem Chau

O la sorprendente iglesia de Dalton Ghetti

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR