Hace 14 Años lucía así, pero ha sufrido un cambio drástico...

Hace 14 Años lucía así, pero ha sufrido un cambio drástico...9Shares

Siendo conscientes de los efectos nocivos de la metanfetamina no es posible que aún existan personas que la consuman. Habiendo visto cómo reacciona el cerebro a una sola dosis de esta droga se puede entender por qué esta llega a hacer que las personas dependan de ella.

Al igual que otras drogas como el alcohol y la nicotina, la meta se conoce también como "anfetas" o "tiza" que liberan una sustancia llamada dopamina, un químico que controla el placer, para sentirse enérgico y eufórico.

La parte negativa de la meta es que libera 12 veces más dopamina de la que recibirías realizando actividades que disfrutas como comer o tener relaciones sexuales, haciéndote sentir un placer extremo. Pero como sabemos no todo es color de rosa, cuando el efecto de la droga pasa la persona sufre una depresión muy intensa y esto hace que la persona sienta la necesidad de consumirla, ya que piensa que lo único que puede aliviarlo de la depresión es la meta.

Si la persona se deja dominar por este deseo, la droga se apodera de la persona y esto es muy riesgoso. La meta eleva la temperatura corporal a niveles impensables y también puede ocasionar paranoia, creando un comportamiento que tiende a tornarse errático e impredecible. Se llega al punto donde significan peligro para sí mismos y los demás.

No hay nada acerca de la condición que no quede en evidencia con la cara de un adicto de meta. Por ejemplo, podemos echar un vistazo al caso de Matthew Medlin y su lamentable e intensa historia de 14 años con esta destructiva droga. El cambio en su imagen es impactante y son muestra de la capacidad destructiva de esta droga.

COMPARTE este artículo para hacer conciencia sobre los efectos destructivos que resultan inevitables al consumir drogas, en especial, la meta.

En el año 2002, el joven Medlin, que para entonces tenía 18 años de edad, fue llevado a prisión por primera vez.

Su apariencia denota su complexión de modelo. Su cara luce  limpia y saludable.

A tan solo cinco años de la primera foto, se puede notar su deterioro.

Una de las características principales de la meta es que torna la piel opaca y empieza a generar irritaciones en el cuerpo, como las que se ven en el rostro Medlin. Muchos adictos se hacen más daño rascándose la cara constantemente.

En el 2013, Medlin se hizo un tatuaje en la cara.

Su pérdida de peso se nota si le prestas atención debajo de sus pómulos. Una de los efectos nocivos de la meta es la pérdida de peso. Medlin probablemente perdió bastante en esta foto en comparación con la anterior.

Este año, Medlin fue arrestado tres veces.

Aunque el deterioro continúa, el cambio más grande es su peinado.

Algunos años después, Medlin volvió tras las rejas. El deterioro mental queda en evidencia por las manchas de pintura en la cara.

Estas manchas no le duraron much tiempo ya que lo trasladarían a la cárcel. Se le atribuyeron cargos de abuso sexual, robo y asalto.

Seis días antes de quedar libertad, Meldin tomó la pobre decisión de escapar de prisión.

Fue atrapado por la policía tan solo diez horas después de haber escapado.

Fue arrestado en un restaurante de la franquicia Jack in the Box y fue acusado con cargos de escape en segundo grado.

En el año 2015 Medlin, decidió dejar crecer su cabello hasta la altura de los hombros.

A pesar de que las drogas y el crimen gobernaban su vida, no se le ve tan mal de salud en esta foto.

A partir de este punto su historia y deterioro se vuelven más alarmantes.

Antes de su último encarcelamiento, Medlin fue visto trepando trenes en Portland, Oregon.

Luego de esto, procedió a contarle a la policía que no había dormido en 26 horas. No es de extrañar que un adicto a la meta esté despierto por días e incluso semanas debido a los efectos estimulantes de la droga.

Al momento en que la policía se aproximó a Medlin para arrestarlo, él quiso defenderse con piedras y restos de metal.

Al finalizar la persecución de cuatro horas bajo una tormenta, la policía le disparó con una pistola de aturdimiento para poder someterlo. Durante la persecución, Medlin se inyectaba meta continuamente e incluso terminó subiéndose encima de un tren.

Pero no estuvo mucho tiempo en la cárcel

La mayoría de los cargos que se le atribuyeron tras este incidente, fueron considerados como delito de menor grado y Medlin terminó siendo liberado. Hasta ahora no se sabe sobre su paradero.

Sin embargo, su historia aún no termina.

Para los adictos de la meta, no es fácil dejar de consumirla, aunque sí es posible mediante el tratamiento adecuado.

A continuación te mostraremos la más reciente foto de Medlin antes de ser arrestado por última vez, y un mensaje por parte de una sobreviviente a este vil estupefaciente.

Así es como lucía Medlin tras su último arresto.

Sus ojos se notan perdidos y las irritaciones en su cara han empeorado considerablemente.

Sandra estuvo en el mismo lugar personal que Medlin nueve años atrás.

Tras ser adicta a la meta por ocho años, pudo combatir su adicción con el apoyo de su familia

Después de estar limpia de consumo por seis años, decidió compartir un mensaje de esperanza para los que se encuentran en esta lucha.

Sandra escribió este emotivo mensaje en su Facebook, "Hoy celebro mi vida, 6 años sin consumir meta. Si todavía estás en esta pesadilla, quiero que sepas que hay esperanza. Puedes combatir esta droga y tener una vida increíble. NUNCA es muy tarde. Perdónate y te darás cuenta que vales la pena".

NO DEJES DE COMPARTIR con tu familia y amigos en Facebook para que estén conscientes del horrible daño que esta droga puede causar en tu vida.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR