Junta Tus Dedos Medios de los Pies con Cinta Adhesiva. ¡La Razón es Simplemente Genial!

Junta Tus Dedos Medios de los Pies con Cinta Adhesiva. ¡La Razón es Simplemente Genial!13Shares

No podrás creer lo sencillo que es cuidar tus pies, con la ayuda de estos consejos.

1. Lija la planta de tus zapatos

Si tiendes a resbalarte por todas partes porque tus zapatos tienen plantas demasiado suaves, lijar un poco esa zona te ayudará a tener una superficie más rugosa y mejor tracción.

2. Limpia tus zapatos de cuero

Si tus zapatos de cuero tienen pequeñas manchas, puedes usar un poco (sólo un poco) de alcohol isopropílico (el que compras en la farmacia… no con el que te pones pedo) en algodón para quitarlas.

Aplica un poco, espera unos 30 minutos y voila!

*Insisto, no te pases de alcohol porque puede remover los aceites de éste y secarlo.

3. Afloja tu calzado en el congelador

Si te molestan porque están muy apretados, llena dos bolsitas sellables con agua, ponlas dentro de tus zapatos y luego ponlos en el congelador y déjalos pasar ahí la noche. Al día siguiente, sácalos y deja que las bolsas se descongelen durante unos 20 minutos antes de sacarlas de tu calzado.

La razón de esto es que mientras el agua se congela, se va expandiendo y, al mismo tiempo, también expande tus zapatos. ¡Tan sencillo como eso!

4. Elimina el mal olor de tus zapatillas

Sé sincero, tus zapatillas huelen a rayos (y si no lo hacen, deberías comenzar a usarlas). Para quitar la pudrición, ponles una cucharada de bicarbonato a cada una y déjalas reposar durante una noche.

El bicarbonato es perfecto para remover el hedor, además puedes usarlo en otras cosas que puedan oler mal, como tu refrigerador o el fregadero.

5. Impermeabiliza tu calzado de lona

Solo necesitas cera de abeja. Aplícala en todo tu calzado de lona y despupes usa tu secador de pelo para darle calor y que ésta se derrita un poco. Ya lo verás.

6. Dale brillo a tus zapatos de charol

Venden varios productos especiales para limpiar este tipo de calzado. Pero si no tienes uno a la mano (o son muy caros), puedes usar un paño seco y limpio para aplicar vaselina en tus zapatos que destellarán de limpios.

7. Estira tus zapatos nuevos con un secador

Si los zapatos que acabas de comprar son un poco ajustados, póntelos con unas medias de lana (o al menos gruesas) y aplícales calor con un secador de pelo y se aflojarán lo suficiente para que calcen a la perfección.

8. Emplea harina de maíz para limpiar la gamuza

Los zapatos de gamuza tienden a mancharse con grasa y aceite. Si eso te sucede, frótales harina de maíz, déjalos reposar unos minutos y luego frótalos con un paño. La harina debería absorber la mancha y desvanecerla.

9. Remoja tus pies en té para aliviar ampollas

Si tienes ampollas, seguro vas a querer aliviar tus pies de cualquier forma. Remojarlos en té verde o negro funcionará gracias a sus cualidades anti-inflamatorias.

Un poco de aloe vera también puede ayudarte a aliviar la inflamación y enrojecimiento.

10. Lima tus zapatos de gamuza

La gamuza es bastante difícil de limpiar cuando se mancha o es arañada. Lo primero que puedes hacer es probar frotando un paño suave y, si no funciona, usa una lima de uñas (o lija suave) para disminuir las manchas que quedan en este material.

11. Coloca cinta en tus dedos cuando uses tacones

Cuando vayas a usar tacones, los nervios que van por los dedos de los pies reciben mucha presión. Por tal motivo, poner cinta adhesiva como indica la imagen puede ayudarte a solucionar este problema.

12. Elimina los malos olores con vinagre

Al igual que el bicarbonato, el vinagre es excelente para quitar malos olores. Esto se debe a que el pH de los malos olores permite que, al hacer contacto con esta sustancia, sean neutralizados.

Si tus zapatillas lo necesitan, puedes sumergirlas en una solución de 2 litros de agua + 2 tazas de vinagre. Asegúrate de que se empapen bien y notarás cómo no olerán mal de nuevo.

13. Previene las ampollas con desodorante en gel

Si frecuentemente tienes ampollas, pon desodorante en gel a tus zapatos en las zonas que tienen más roce con la piel y en las que es más probable que te causen estas heridas. El desodorante lubrica la zona y protegerá tus pies.

14. Limpia tus zapatillas con pasta de dientes

Aparte de mantener tu dentadura aseada, el dentrífico puede ser implementado para renovar tus zapatillas. Usa un cepillo de dientes viejo para aplicarla sobre la goma de tu calzado, deja reposar unos minutos y después limpia el área con un paño húmedo, se verán como nuevas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR