La verdadera historia detrás de «El Renacido»

La verdadera historia detrás de «El Renacido»152Shares

El renacido (The revenant) es el reciente trabajo del director Alejandro González Iñárritu, un mexicano que se ha ganado su lugar entre los grandes de Hollywood con películas como Birdman, que ganó el premio Óscar a Mejor película en 2015. Esta cinta, protagonizada por Leonadrio DiCaprio, narra la historia de Hugh Glass, un valiente aventurero estadounidense al que se atribuyen cientos de mitos y que se ha convertido en toda una leyenda de la tradición oral en su país de origen. La actuación, con la que Di Caprio consiguió una nueva nominación al galardón de mejor actor principal en los premios Óscar, recrea algunas de las escenas más icónicas de la vida de Glass. Entre ellas el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con una osa grizzly en medio del bosque.Buenamente.com te invita a conocer al hombre detrás de la historia; al ser humano que dio vida a la leyenda que en estos días se estrena en la pantalla grande a nivel mundial.

Hugh Glass nació en Estados Unidos, aparentemente en Pensylvania, en 1780. Se sabe muy poco sobre su infancia y juventud, pero los rumores cuentan que fue pirata, jugador, marinero e incluso que se unió a los indios Pawnee en la región que actualmente corresponde a Dakota del sur en Estados Unidos.

Según los pocos documentos oficiales existentes, Glass lucía así:

En 1823, Glass se unió a la compañía «los cien de Ashley», una expedición de hombres reclutados a través de un anuncio en los diarios nacionales, en donde el general William Henry Ashley y su socio Andrew Henry pretendían recolectar la mayor cantidad de pieles de animales para posteriormente comercializarlas.

Durante la expedición, los hombres de Ashley sufrieron numerosos ataques por parte de indios como los Arikaras. Glass siempre se mostró seguro y dominante frente al grupo, haciendo entender que además de conocer muy bien el territorio por el que se movían, era capaz de enfrentar grandes peligros sin titubear.

La hazaña que hizo famoso a Glass tuvo lugar al interior de un bosque cuando el hombre se encontró solo frente a una madre grizzly que defendía a sus dos oseznos. De la lucha contra el gran animal Glass salió victorioso pero malherido. Sus compañeros de viaje lo encontraron unos minutos después y al ver sus condiciones, asumieron que no sobreviviría a la noche. Para sorpresa de todos, Glass amaneció vivo. La compañía debía seguir su camino y era imposible llevar a un hombre tan herido a cuestas por el accidentado terreno, así que dos hombres se quedaron voluntariamente junto a Glass, esperando a que muriera y con el compromiso de darle una sepultura adecuada.

Los días pasaron y Glass no murió. Los hombres que lo acompañaban temieron quedarse atrás del grupo y lo abandonaron a su suerte sin imaginar que el hombre moribundo que dejaban atrás, renacería y se aferraría a la vida en medio de la nada.

Glass sobrevivió y logró volver al campamento de base de la compañía. Su historia se hizo famosa y pronto se convirtió en un ícono que ha inspirado decenas de obras literarias y dos grandes cintas cinematográficas. Los diarios locales y nacionales difundieron la historia de este sobreviviente desde que ésta se conoció. Así luce un artículo de 1922 que relata la travesía de Glass:

Se sabe que este hombre vivió al menos 10 años después del incidente con el oso y se especula sobre los motivos que impulsaron su regreso al «mundo civilizado». Se dice que buscaba venganza y que asesinó a los dos hombres que lo abandonaron en el bosque, pero también existe una versión en donde Glass nunca llega a encontrarse cara a cara con ellos.

En 1971 Richard C. Sarafian dirigió la primera cinta que cuenta la historia de Hugh Glass: El hombre de una tierra salvaje (Man in the Wilderness), protagonizada por Richard Harris.

Pero no fue sino hasta el 2002 cuando Michael Punke publicó la novela Renacido: una historia de venganza que inspiraría a González Iñárritu a crear la cinta El renacido que está nominada a 12 premios Óscar, incluidos Mejor película, Mejor actor principal, Mejor maquillaje y Mejor diseño de vestuario.

Durante el rodaje, DiCaprio tuvo que ponerse en el lugar de Glass, recreando escenas de extrema supervivencia. En el deplorable estado de salud en el que fue abandonado Glass, recorrió entre 128 y 320 kilómetros entre ríos, bosques y nieve para volver con los suyos. El actor nominado al Óscar, entró en la piel del personaje dejando salir sus instintos más primitivos y asumiendo el rol de alguien que constantemente toca la muerte con la punta de los dedos.

Uno de los aspectos que más implicó retos para el rodaje fue el maquillaje. Las heridas producidas por el ataque de la osa tardaron más de 5 horas en ser elaboradas sobre el cuerpo de DiCaprio. Aquí se ve a un miembro del equipo de maquillaje preparando el cuerpo malherido de Glass para una de las escenas más impactantes de toda la cinta.

Sobre Glass se ha especulado mucho, pero las pocas certezas que se tienen sobre su vida bastan para hacer de él una leyenda; uno de los sobrevivientes más emblemáticos de la historia y un hombre que prueba que la tenacidad vence barreras inimaginables.

¡Déjanos saber tu opinion!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR