Las esperanzas de vivir parecían perdidas, pero una mano amiga lo ayudó a seguir caminando

Las esperanzas de vivir parecían perdidas, pero una mano amiga lo ayudó a seguir caminando1Shares

Se dio el primer paso al acercarse a él amigablemente para ganar su confianza.

Luego, fue acariciado y cubierto con una manta.

E iniciaron las primeras horas para su recuperación.

Al ver que no podía caminar, fue cargado hasta la ambulancia. Sus piernas estaban sanas, pero no tenía energías para hacerlo por sí mismo.

Al llegar al refugio disfrutó de un muy esperado baño.

Se le brindó mucho amor.

Limpiaron la terrible herida.

Lo hidrataron por un largo tiempo.

Y luego de varios días… ¡Volvió a la vida! Logró dar sus primeros pasos.

Sólo era cuestión de un mes, era perro distinto.

Ahora corría alegremente y agradecía por haberlo ayudado a vivir.

Aunque aún falta mucho para su completa recuperación, se le ve muy bien.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR