Los millennials tienen una nueva manera de divertirse que no incluye salir de fiesta.

Los millennials tienen una nueva manera de divertirse que no incluye salir de fiesta.1Shares

Para los chicos nacidos después del año 1990, salir a una noche de tragos y sexo seguro ya no es una moda.

A esta generación se le conoce como los millennials y ya no ven la vida como se solía años atrás, pues según ellos pasar el fin de semana de fiesta en fiesta es una perdida de tiempo. Ya no les parece divertido salir a un bar y terminar yendo a casa acompañado de alguna conquista pasajera; les parece más tentador pasar el fin de semana sin resaca y poder leer un interesante libro, ir al cine a ver una nueva película o a hacer ejercicios al aire libre.

Esta generación también conocida como 2.0 ha roto todas las pautas y está implementando nuevas reglas, pasando de una vida sumida en vídeo juegos y relaciones virtuales a una vida dedicada a relajarse y a compartir su tiempo libre con su familia, parejas y amigos, haciendo honor a viejas costumbres ya casi olvidadas.

Para ellos el nuevo “código” implica llevar una vida más real, en la que experimentemos aquellas costumbres que tenían nuestros padres y abuelos y rendirle tributo a la vieja escuela, pero usando pijamas y con el cabello despeinado.

En un importante artículo publicado por el New York Post dice que “Es la generación más grande de adictos a la televisión”. Los jóvenes de la generación presente poseen una cuenta de Netflix, pero no tienen en casa ningún juego de mesa, tienen cuentas en diferentes redes sociales, pero nunca se reúnen a conversar con sus amigos.

Algunas de las razones por las que prefieren quedarse en casa, es el alto costo de la vida nocturna, tampoco les preocupa olvidarse por un buen rato de sus celulares, lo cual era inimaginable en los tiempos de la generación X.

Según los resultados de una encuesta realizada por el grupo Heineken en el año 2016, el 75% de los jóvenes de la generación del milenio beben con moderación cuando salen de fiesta y el resto que representa una minoría prefiere tener una noche alocada, como en las ocurren encuentros sexuales con desconocidos en cualquier lugar de bajo costo.

La verdad es que cada vez se hace más notorio que jóvenes prefieren pasar la noche en casa y las causas de este cambio en esta generación son muchas.

Esta generación 2.0 tiene la facultad de elegir si prefiere gastar sus ahorros en una noche y posiblemente ser la vergüenza de la noche o pasar tiempo de calidad con su familia, amigos o pareja disfrutando de un grandioso día.

Si ya llegaste a los 30 años de edad, es tiempo de que pienses seriamente si quieres seguir pasando noches sin control o si al contrario eliges quedarte en casa para disfrutar de un buen clásico del cine que hace tiempo querías ver con tu pareja. ¿Que mejor que disfrutar de la comodidad de tu hogar? Y es que está de más decir que salir de fiesta ya no tiene sentido.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR