Madres del reino animal que adoptaron a sus hijos

Madres del reino animal que adoptaron a sus hijos22Shares

Existe un fenómeno en la naturaleza en donde las madres del reino animal adoptan a cachorros abandonados de otras especies. En un comienzo se creía que estos casos sólo se presentaban en hembras cuyos instintos maternales estaban a flor de piel debido a que se encontraban lactando o gestando sus propios cachorros. Si encontraban alguna cría solitaria y en peligro de muerte, la rescataban y la sumaban a la camada junto a las suyas. Sin embargo, pronto se descubrió que las hembras de mamíferos adoptaban pequeños ajenos incluso cuando no estaban criando. ¿A qué se debe este generoso comportamiento?, ¿se trata de una extensión del instinto maternal? o es empatía y compasión. Buenamente.com te invita a conocer estos casos de madres animales que adoptaron a sus hijos para que lo averigües por ti mismo. Cada uno de los casos es tremendamente enternecedor y da muestra de una gran valentía y entrega.

Esta tigresa en cautiverio adoptó a toda una camada de cerditos huérfanos.

Y ellos no saben si son porcinos o felinos, pero reconocerían a su mamá a kilómetros de distancia.

Una hermosa gatita que se encontraba criando a sus pequeños felinos, adoptó a 5 pollos que vivían en la misma granja que su familia.

Esta gallina probó que es mayor el instinto maternal que el de auto-preservación cuando adoptó y empolló con dedicación una camada entera de perros.

Y esta madre adoptiva ni se imagina que sus hijos algún día serán cientos de veces más grandes que ella... por ahora puede protegerlos entre sus brazos.

Este es otro caso de generosidad y amor en una reserva forestal. Estas dos especies protegidas se encontraron para convertirse en madre e hijo y son inseparables.

Esta gallina sospechaba que algo ocurría con sus pequeños pollos... al poco tiempo descubrió que había adoptado ¡patitos!

Este es quizá uno de los casos más sorprendentes de adopción entre especies. contra sus instintos cazadores, esta leona adoptó a una pequeña gacela que se encontraba vagando sola por la sabana. ¡Hermosas madre e hija!

Y una perra inglesa decidió que este venado sería su bebé adoptivo...

Una perrita chihuahua alimenta a sus hijos hurones poco después de acogerlos en su hogar.

Una perrita doméstica encontró su vocación materna con estos pollitos que la siguen como si fuera su mamá gallina... y sólo rompen la formación para acurrucarse junto a ella.

Una gata carey sumó a cachorros de rottweiller a su camada de gatitos.

Y una golden retriver cuida con esmero de sus pequeños conejos...

A todas ellas les debemos una reverencia de admiración... madre solo hay una, y en el reino animal no tiene que ser de tu misma especie.

¡Déjanos saber tu opinion!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR