Sorpréndete con Los Fascinantes Cambios en Tu Cerebro Mientras Haces Senderismo

Sorpréndete con Los Fascinantes Cambios en Tu Cerebro Mientras Haces Senderismo2Shares

No importa en donde vives, ya sea en la gran ciudad o en pequeño pueblo, pregúntate ¿cuándo fue la última vez que te permitiste ir a dar un paseo?

Vivimos en un mundo que está cada vez más acelerado. Este atareado y "salvaje" ritmo de vida nos está pasando factura, y no se trata únicamente de una cuestión corporal, sino que nuestra mente también se está viendo afectada. Así que no es sorpresa que la depresión, el insomnio, el estrés y la ansiedad se hayan hecho parte de nuestras vidas.

La ciencia está investigándolo y los estudios más recientes revelan que el senderismo, las excursiones, los paseos y otras actividades similares que se lleven a cabo en un entorno natural alejado de la ciudad, desencadenan una serie de cambios fisiológicos y mentales que son realmente buenos para nuestra salud.

Te presentamos 5 maravillosos beneficios que un poco de contacto con la naturaleza pueden ofrecerle al ser humano:

¿Te sientes estancado? La naturaleza te ayudará a despejar la mente y probablemente a refrescar tus ideas.

Podrías pensar, como la mayoría, que lo mejor que puedes hacer es consultarlo con tu almohada, pero ¿y hablarlo con la naturaleza?, te darás cuenta que es ¡mucho mejor!.

Con base en un estudio realizado por la Academia Nacional de Ciencias, caminar durante 90 minutos en un ambiente natural tiene un impacto muy positivo sobre el ánimo de las personas ya que reduce considerablemente: la melancolía, el estrés y la preocupación por los problemas que tengas en la vida. Al mismo tiempo, también fue demostrado que una caminata de también 90 minutos pero en la ciudad no generan ninguna clase de beneficio a nuestro estado anímico.

Un análisis más profundo mediante escáneo cerebral reveló que aquellos que tomaron un paseo en entornos naturales presentaron un nivel más bajo de " flujo sanguíneo en la corteza prefrontal subgenual", lo que se traduce en una menor incidencia de mal humor, preocupación y cuadros depresivos, ya que estas patologías se asocian a esa zona del cerebro.

Desconectarte de la ciudad, aumentará tu creatividad

Los psicólogos Ruth Ann Atchley y David L. Straye en el año 2012 llegaron a la conclusión de que después de tan sólo cuatro días de conectarte con la naturaleza y alejarte de la tecnología, aumentaba sorprendentemente la creatividad.

Y fue verificado más adelante cuando todos sus participantes obtuvieron un 50% más en el test RAT, una reconocida prueba que ayuda a medir el potencial creativo de las personas. Un aumento del 50% es todo un hallazgo y representa una prueba verídica de que la creatividad está siendo suprimida por un constante estimulo tecnológico.

¿Quieres aumentar tu concentración? Prueba hacer algo de senderismo.

Estamos bombardeados de notificaciones provenientes de grupos de Whatsapp, correo electrónico y de redes sociales. Es fácil darse cuenta que esto  disminuye nuestra capacidad para concentrarnos, lo que además nos conlleva a no ser eficaces en nuestras actividades diarias.

En 2004 un estudió demostró que dedicar tiempo a pasear al aire libre conlleva a aumentar nuestra concentración y, lo que es aún mejor, es capaz de aliviar los síntomas del Trastorno de Déficit de Atención.

Es momento de cargar tus baterías y recuperar el buen ánimo.

El trekking es un buen punto de partida, este ejercicio aeróbico nos ayudará a quemar entre 400 y 700 calorías por hora. Será muy bueno para tu cuerpo, y también lo será para tu mente.

¿Quieres una razón más? Las actividades al aire libre y el ejercicio disparan nuestra capacidad para retener información y disminuyen la pérdida de memoria, lo cual te ayudará especialmente en épocas de exámenes.

¡Mejora tu autoestima!

Bien sea que dures 1 hora o 5 minutos, recorrer a toda velocidad una zona boscosa será suficiente para mejorar considerablemente tu autoestima. Te sentirás orgulloso y de buen humor ya que quedará claro para ti y para todos que superaste una exigente travesía y además habrás disfrutado de un entorno natural. Algo que será aún mejor si logras ver paisajes con agua, arroyos o grandes ríos.

Parece que la naturaleza es capaz de resolver todos tus problemas...¿Será verdad?

Probablemente no, pero la ciencia no para de indicar  que el senderismo es una actividad con múltiples y positivos  efectos sobre nuestro cuerpo, mente y por tanto nuestra vida social.

¡Ya no lo pienses más!, si te sientes abrumado, colócate tus botas de montaña, agarra tu bolso, no olvides llevar un refrigerio y arriésgate a disfrutar de la naturaleza. Bastará con caminar para desconectarte y despejar tu mente. Tu cuerpo, y tu salud tarde o temprano lo agradecerán.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR