No Querrás Salir A Broncearte Nunca Más Después De Que Leas Esta Historia De Una Joven Que Desarrolló Cáncer De Piel

No Querrás Salir A Broncearte Nunca Más Después De Que Leas Esta Historia De Una Joven Que Desarrolló Cáncer De Piel153Shares

Fui diagnosticada con melanoma, y a esta altura ya ha hecho metástasis, y solo tengo 24 años.

Esta es la historia de una joven de 24 años que le encantaba tomar sol, era la primera en salir al sol junto a su toalla y bronceador y tenderse allí por horas para obtener ese dorado en la piel que tanto le gustaba a ella y que los demás veían tan atractivo. La joven se bronceaba en cualquier época del año, no tenía que ser verano necesariamente, y cuando el clima no se lo permitía ella acudía a un solárium.

Al ver su entusiasmo por broncearse, muchas personas le advirtieron acerca de los peligros y consecuencias de tomar demasiado sol, de la insolación y más. Sin embargo, la joven no escuchó y siguió exponiendo su cuerpo ante los rayos ultravioletas. En consecuencia de sus repetidos ciclos de bronceados, sin dejar que la piel sanara completamente, esta chica de tan solo 24 años de edad fue diagnosticada con Melanoma, que lamentablemente ya está en etapa de metástasis, al punto de llegar a la fase IV.

El melanoma es uno de los responsables de mayor muertes relacionados con el cáncer de piel, ya que no manifiesta síntomas evidentes hasta ya una etapa muy avanzada. Asimismo, el único tratamiento efectivo es remover del tejido afectado siempre y cuando el área no haya alcanzado más de un milímetro.

Esta chica se enteró que había desarrollado esta enfermedad a raíz de observar un pequeño lunar en su cabeza. En principio, el lunar no presentó mayor problema pero mientras transcurría el tiempo el mismo se transformó en una verdadera pesadilla, y tras diagnosticada, la joven de 24 años quedó devastada no podía creer el hecho que ella misma se buscó esto al no protegerse apropiadamente del sol y no dejar su piel sanar completamente.

Poco tiempo después, tras numerosas charlas y diagnósticos de los doctores, la joven decide someterse a una operación. La intervención quirúrgica no sería sencilla, no obstante, la misma se complicó aún más ya que la operación se extendió de 3 horas previstas a 7 horas.

Los especialistas le explicaron que removieron un gran número de ganglios linfáticos del lado derecho de su cuello y 4 de ellos poseían células cancerígenas, que de acuerdo a los doctores era alarmante. Tras una recuperación de 5 días en la clínica la joven pudo volver a casa.

A pesar de haber sido sometida a una intervención quirúrgica, los tratamientos no terminaron allí, ya que la chica asegura que necesitó hacer uso de kinesiología para recuperar la movilidad en su cuello, sesiones de quimioterapia entre otros procedimientos. En consecuencia, ella no puede exponerse al sol nuevamente y los riesgos siempre estarán allí acechándola.

La joven da gracias a la vida por haber descubierto y atacado esta enfermedad en una etapa complicada pero tratable, ya que muchas otras personas allí afuera no tienen tanta suerte, pues esta enfermedad no manifiesta ningún tipo de síntoma hasta que es demasiado tarde. Por otro lado, lamenta no haber sido más consciente en su momento, de haberlo sido no estaría pasando por esto. Por esa razón alienta a los demás a protegerse del sol y usar bloqueador.

Enfatiza la importancia del cuidado de la piel debido a que el cáncer de piel puede desarrollarlo cualquiera, niños, ancianos, mujeres y hombres. Si bien no tomas sol pero de alguna forma acumulas insolaciones en un área de tu cuerpo estas igualmente expuesto a estos riesgos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR