No sabían por qué lloraba desconsoladamente. Ahora lo comparte para ayudar a todos los padres

No sabían por qué lloraba desconsoladamente. Ahora lo comparte para ayudar a todos los padres366Shares

Indudablemente, uno de los temores que atormentan a cualquier padre o madre es que sus hijos enfermen o contraigan algo grave. Y es que, aunque les brindemos todos los cuidados adecuados con esmero y cariño, a veces es hay circunstancias que se escapan de nuestras manos. Lo cierto es que, cuando algo les ocurre, no podemos evitar sentir una profunda angustia, difícilmente comparable a cualquier otra cosa.

Precisamente fue angustia lo que sintieron Scott y Jessica Walker, el motivo de este artículo, cuando se dieron cuenta de que su hija, quien había nacido 7 semanas antes de lo previsto, tenía una fiebre altísima sin saber por qué.

La pequeña Molly parecía estar bien, pero cuando sus padres descubrieron de lo que se trataba y que es una condición más común de lo que parece, decidieron publicar su experiencia en Facebook para alertar al mayor número de padres posible. Como era de esperar, unos hechos que no han tardado en viralizarse. Así narraba lo sucedido el propio Scott Walker:

“Esta tarde nos asustamos mucho con la pequeña Molly. Lo que ocurrió era completamente nuevo para mí, pero no es tan raro que suceda. Así que me decidí a compartir lo sucedido con otros padres.”

“Estábamos comiendo en familia, cuando Molly empezó a enfadarse y a gritar, pero nada raro. Cuanto más gritaba, más caliente se ponía. Entonces Jess, mi mujer, le quitó las medias para enfriarla. Fue ahí cuando vimos su dedo. Esto se llama síndrome del torniquete por cabellos o hilos, que hace que los dedos del bebé queden estrangulados por un pelo o hilo de forma accidental, causándole un torniquete que no permite la correcta circulación de sangre y que pone en peligro el miembro afectado”

“Por suerte, la madre de Molly es una superheroína para las emergencias sanitarias. Con ayuda de unas pinzas y una lupa logró quitarle el pelo en cuestión de minutos. Esta foto (imagen de abajo) fue tomada aproximadamente 45 minutos después de la extracción. Desafortunadamente el cabello le hizo una herida en el dedo, pero hubiera podido ser peor si no hubiésemos actuado.”

“Los médicos me advirtieron que, en el futuro, siempre hay que mirar los dedos de los niños cuando lloran desconsoladamente. Espero que esta información sirva para que todos los padres conozcan este extraño síndrome”.

Vía: metro.co.uk Fuente: Facebook,

Traducción y adaptación elaborada por Buenamente.com.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR