Ocultó $95,000 por muchos años sin decirle nada a su marido, te sorprenderán sus razones

Ocultó $95,000 por muchos años sin decirle nada a su marido, te sorprenderán sus razones18Shares

Seguro recuerdas que alrededor de un mes se supo sobre la historia de un hombre que pidió ser sepultado con todo su dinero, por lo que su viuda tomó una decisión bastante inteligente. Cosa que es común cuando los matrimonios pasan por tiempos complicados.

El éxito de una relación se debe a saber actuar con inteligencia cuando se pasa por momentos difíciles. Con el objetivo de continuar con su relación, algunas parejas se basan en la aplicación de herramientas que están relacionadas con el compromiso teniendo una actitud paciente y también teniendo mucha fortaleza, para otras la clave está en tomarlo con humor, como en el caso de la mujer de la historia que te contaremos a continuación...

A pesar de que esta historia no es nueva en la red, estamos seguros de que vale la pena verla de nuevo ya que nos ayuda a tener una perspectiva bastante graciosa acerca del matrimonio. Lo que ocurre al final te matará de risa...

Esta era una pareja que llevaba casada más de 60 años. A lo largo de todo ese tiempo lo compartieron prácticamente todo. No había secretos entre ellos, salvo una caja de zapatos que la viejita tenía guardada sobre un armario. La mujer hizo prometer a su marido que jamás abriría la caja o preguntaría por lo que había dentro...

Pero un día la viejita se enfermó y decidió pedirle a su marido que le llevara la caja de zapatos a la cama, pues pensó en que era el momento indicado para mostrarle lo que guardaba. Cuando el viejito abrió la caja encontró dos muñecos tejidos y una gran cantidad de billetes que hacían la suma de 95.000 dólares. Como era de esperarse, el marido preguntó a su esposa por el contenido. A lo que ella respondió:

– Antes de casarnos, mi abuela me reveló que el secreto para disfrutar de un matrimonio feliz era que nunca debíamos discutir. También me aconsejó que en los momentos en que estuviera molesta contigo, debía permanecer en silencio y hacer una muñeca tejida.

El viejito estaba bastante conmovido, hasta el punto de que tuvo que ser fuerte para no romper en llanto, ya que dentro de la caja solo había dos muñecas tejidas. Eso significaba que su esposa solo había estado molesta con él dos veces en 60 años de matrimonio. Casi enmudecido por la emoción, el marido continuó preguntando...

– Querida, ya comprendo lo de las muñecas pero, ¿qué hay de todo este dinero? ¿De dónde ha provenido?.

La mujer, sin titubear para dar su respuesta, dijo:

– Ah, ¿eso?. Todo este dinero es la ganancia que he obtenido con la venta de las muñecas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR