Se escapó de su jaula para ir a consolar a unos cachorros aterrados que no paraban de llorar

Se escapó de su jaula para ir a consolar a unos cachorros aterrados que no paraban de llorar2.5kShares

Tres pequeños cachorros de nueve a 10 semanas llegaron a un refugio y hotel de perros en Canadá llamado Barkers Pet Motel and Grooming. Por obvias razones tenían miedo, pues estaban en un lugar nuevo y desconocido; no paraban de llorar, especialmente en la noche. Pero ellos no estaban solos. Maggie, una adorable perrita escuchó sus llantos y decidió escapar de su jaula para ir a consolarlos. El espectacular momento fue capturado por la cámara de seguridad.

Cuando Alex Aldred y su madre Sandy (empleadas del lugar) descubrieron lo que había pasado, decidieron dejar a Maggie con los pequeños.

Ellos la necesitaban y seguramente ella a los cachorros (es innato en las hembras un comportamiento así, especialmente si fueron madres), así que pasaron toda la noche juntos.

Maggie ya tiene una familia y los cachorros están buscando una, así que probablemente no estarán juntos. Pero esos pequeño nunca olvidarán a quien los consoló.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR