Te Conmoverás Al Conocer La Historia De Este Tucán Que Perdió Parte De Su Pico Y El Niño Que Lo Ayudó

Te Conmoverás Al Conocer La Historia De Este Tucán Que Perdió Parte De Su Pico Y El Niño Que Lo Ayudó123Shares

Es una lamentable historia con un giro inesperado y un final muy conmovedor.

A diario, ciento de miles de animales silvestres mueren a manos de seres humanos, corrección, cazadores furtivos que solo buscan asesinarlos a sangra fría por sus pieles o capturarlos para ser vendidos en mercados negros en todo el mundo para vivir el resto de sus días como esclavos en algún paraje remoto lejos de su verdadero habitad natural. Por otro lado, es sabido que muchas reservas naturales y otras organizaciones protegen como pueden estos santuarios salvajes pero no pueden evitar que ciertas desgracias ocurran.

Imagina que cada animal es como un pequeño niño pero que no tiene voz ni padres que lo protejan, triste ¿Verdad?

Uno de esos casos inevitables, fue el de Grecia, una pequeña tucán que fue brutalmente atacada por unos jóvenes hasta que tras muchísimos golpes y demás le rompieron gran parte del característico pico a la pequeña ave. Solo un ser lleno de odio y maldad podría hacer un acto tan bárbaro.

Luego de ser víctima de los maltratos y demás abusos de esos seres, Grecia conoció el amor y el cariño por parte de los humanos de mano de un niño de 10 años.

El brutal ataque le costó al tucán cerca del 80% de su característico y colorido pico, además, esto presentó un grave problema al momento de alimentarse adecuadamente. Asimismo, ante tan doloroso y complicado cuadro, los doctores que atendieron a Grecia por un momento sopesaron la posibilidad de la eutanasia, no obstante, no contaron con la fortaleza y determinación del ave que con ayuda de uno de los hijos de sus doctores se fue recuperó poco a poco.

El pequeño de 10 años, con gran ayuda de su padre y tras numerosos estudios, pudo diseñar una prótesis para Grecia, la cual fue creada a través de una impresora 3D. Y tras 8 largos meses, Grecía lucia un pico nuevo.

Gracias a esta prótesis, ahora Grecia la tucán puede comer semillas y beber agua adecuadamente, lo único malo es que el pico debe ser cambiado periódicamente debido al uso y el desgaste, por lo que Grecia no podrá vivir sin los cuidados de un ser humano nunca más, por otro lado, los médicos que la trataron aseguran que es un sistema muy práctico y fácil pues sola unos minutos crear la prótesis y no necesita cirugía.

Asimismo, el padre y el pequeño que ayudaron a Grecia decidieron no pintar el pico de la misma para de estar forma concientizar acerca del maltrato animal. Además, al tucán no parece molestarle pues actúa normal como si el ataque nunca hubiese ocurrido.

COMÉNTANOS ¿qué harías para evitar el maltrato animal en tu comunidad o país?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR