Te contamos el secreto tras las “temerarias” fotos virales de este famoso acantilado de Brasil

Te contamos el secreto tras las “temerarias” fotos virales de este famoso acantilado de Brasil102Shares

Después de tanto tiempo viendo fotos trucadas, si algo hemos aprendido es que muchas veces las apariencias engañan. No es que esté mal, pues al final lo que pretendemos con ello es llamar la atención del espectador, pero se debería hacer respetando los estándares éticos y morales.

Los más adictos a las redes sociales suelen mantenerse siempre alerta y cámara en mano para inmortalizar aquellos pequeños y grandes momentos que tienen lugar en su día a día. Después de probar varios filtros imposibles, marcos de colores y frases con una fuente vistosa, las comparten con todos sus contactos. Pero a veces, las fotos son tan impresionantes que no requieren edición alguna. Lo que ocurre es que es que, cuando nos encontramos con imágenes tan portentosas, solemos pensar que hay gato encerrado.

Este es el caso del último fenómeno acontecido en las redes y que hoy está emulando todo el mundo. El pasado mes de noviembre, el usuario Luis Fernando Candela subió unas imágenes de sí mismo colgado por los pies y haciendo abdominales a una altura de 300 metros, en un acantilado con vistas al Parque Estatal de Piedra Blanca, al oeste de Río de Janeiro, en Brasil.

Su “aterrorizada” novia hizo de fotógrafa, mientras le veía ejercitar sus abdominales a más de 300 metros de altura. Aunque ahí no quedó la cosa…

Desde entonces, sus fotos dieron la vuelta al mundo, pero al final terminó descubriéndose el pastel

Si la foto carecía de filtros y montajes, ¿cuál era secreto? No se trataba de fuerza ni de equilibrio. Resulta que el atleta había colocado su cámara de tal forma que el ángulo le permitiera mostrar una maniobra de alto riesgo, cuando su cuerpo realmente se encontraba a pocos centímetros del suelo.

Posteriormente, los brasileños no tardaron en encontrar el lugar llamado Pedra Do Telégrafo, que se ha convertido en una especie de meca de la fotografía.

Para acceder al lugar y hacerse la famosa foto, los turistas deben caminar más de una hora y hacer una cola de vértigo

Desde entonces, la Pedra do Telégrafo recibe cientos de visitas diarias, en las que cada turista intenta sacar las instantáneas más originales

La perspectiva de la cámara permite simular todas y cada una de estas vertiginosas imágenes

La Pedra do Telégrafo se ha convertido en una meca de la fotografía al oeste de Río de Janeiro, Brasil

Los turistas prueban todo tipo de poses, para ver quien saca las fotos más originales

Una de las apuestas más divertidas es la de varias personas tirando de otra que “está a punto de caer”

Como era de esperar, los turistas no han tardado en dejar su huella en Instagram

Desde las típicas fotos familiares haciendo el canelo, a las poses más artísticas y atléticas

¡Incluso este pequeño y adorable caniche quiso vivir la experiencia!

Vía: dailymail, metro.co.uk

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR